Preocupante desempeño de Tigre

Con gol en contra de Paparatto, el equipo dirigido por Diego Cagna cayó 1 a 0 ante Quilmes en Victoria y sumó su tercer traspié en cinco partidos.


Tigre lució su lado más flaco en la tarde de Victoria. Endeble en defensa, impreciso y falto de fútbol, no encontró argumentos para doblegar a un Quilmes, que con muy poco le bastó para imponerse por 1 a 0 y llevarse los tres puntos del José Dellagiovanna.

Fue flojo desde el comienzo lo realizado por el local. Una sucesión de errores defensivos le permitieron a su adversario arrimar peligro al arco de García antes del minuto de juego. Tras un mal pase de Paparatto, Pintos perdió la pelota con Telechea, quien habilitó a Boghossian y el delantero uruguayo definió mal.

Muy poco mostró Tigre en la primera mitad. Sólo se acercó al arco de Peratta con jugadas aisladas. Un mano a mano desperdiciado por Sand, un remate de Araujo que pasó cerca, tras desviarse en un defensor, y no mucho más. Nunca encontró la claridad en el juego necesaria para que la pelota les llegue limpia a los atacantes.

Quilmes, por su parte, aprovechaba las desatenciones del cuadro de Victoria para generar peligro. En la jugada más polémica, García tapó con sus manos, fuera del área, un remate de Zacarías y el árbitro, tras juzgar que no hubo último recurso, sólo amonestó al arquero. Minutos más tarde, Boghossian le ganó en velocidad a Paparatto, definió por arriba y la pelota se fue cerca de un palo.

El gol del triunfo Cervecero llegó cuando se moría el primer tiempo. Tras un centro de Telechea, Boghossian definió, su remate dio en el travesaño y luego de una serie de rebotes, la pelota pegó en Paparatto y traspasó la línea de meta.

La movilidad de Fernando Telechea fue un constante problema para la última línea del cuadro de Cagna. El atacante con pasado Matador fue lo mejor que mostró el conjunto visitante.

En la segunda mitad Tigre se adelantó en el campo de juego y apoyado en la rebeldía de Araujo salió a buscar la igualdad, aunque sin ideas nítidas para vulnerar a un rival que se replegó y lo esperó ordenado. Contó el delantero ex Boca con algunas ocasiones. La más clara en el comienzo, con un remate cruzado por bajo que pasó cerca y más tarde con un buen cabezazo, tras centro de Facundo Sánchez, quien en los últimos minutos se mostró más activo y desequilibrante por el sector derecho.

Habrá mucho que replantear de cara al futuro. Más allá de la derrota, por el bajo rendimiento. Tigre parece no encontrar el rumbo. Y se viene River, de visitante.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.