Tigre ganó y redondea una campaña digna

En su mejor partido en la era Alegre, el Matador derrotó por 3 a 1 a Atlético Rafaela, con dos goles de Cosaro y uno de Vitti.


firma_gonzalezGanar en su último partido como local del año era sin dudas la premisa excluyente para el equipo dirigido por Alegre. Pero hacerlo del modo en que lo consiguió, brinda una satisfacción aún mayor. Tranquiliza y da confianza de cara al futuro. Tigre desplegó su mejor juego y venció por 3 a 1 a Rafaela.

Temprano golpeó el Matador. Se puso en ventaja a los 8 minutos con un cabezazo de Guillermo Cosaro, tras una jugada preparada desde un tiro de esquina, en la que Pérez García, luego de una combinación con Rusculleda, envió un centro que fue conectado por el lateral izquierdo de Tigre, quien apareció sin marca en el área.

El cuadro de Alegre controló el juego durante casi toda la primera mitad. Con otra destacada actuación de Arzura en la mitad de la cancha y el manejo de Pérez García, quien encontró en Rusculleda un buen socio en la conducción.

Rafaela tuvo su primera ocasión clara recién a los 35m, cuando el atacante Diego Vera se perdió el gol tras una buena combinación con Albertengo, en el mejor pasaje en el partido del equipo visitante. Fueron diez minutos en los que Tigre aflojó y el cuadro de Burruchaga insinuó una levantada. Pero la primera etapa finalizó como empezó, con Tigre en ataque. En una gran jugada, Leone encaró desde la izquierda hacia el medio y luego de dejar a varios rivales en el camino, habilitó a Pérez García, quien se demoró en la definición.

El local se mostró superior también en la segunda mitad. Comenzó luciendo su juego asociado y arrimando peligro al arco rival. El arquero Conde le impidió a Pérez García ampliar la ventaja, cuando el habilidoso futbolista de Tigre entró en el área por derecha y remató, para la buena respuesta del portero.

Pero Burruchaga metió mano en el equipo y sus dos modificaciones le dieron sus frutos. Mansanelli sacó un fortísimo tiro y tras el rebote dado por Javier García, Depetris definió y colocó el partido 1-1. El local sintió el golpe anímico y creció el cuadro santafecino, pero a los 35m llegó el segundo gol y la tranquilidad para el Matador. Luego de un tiro libre desde la derecha ejecutado por Pérez García, Cosaro volvió a aparecer solo en el área y de cabeza anotó el 2-1. Pablo Vitti, cuando se moría el encuentro, se encargó de cerrar el marcador, con un potente remate cruzado, tras un largo pelotazo.

A 90 minutos de finalizar el torneo, Tigre alcanzó 22 puntos. Una cosecha de puntos más que aceptable, tras el magro comienzo. En la última fecha deberá ir a La Plata, donde buscará ante Estudiantes cerrar el año de la mejor manera posible.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.