Rosario Central no lo cerró y un ex le dio el empate a Tigre


(Se Dice de Mi – InfoBAE) – En el ‘Gigante de Arroyito’ se bajó el telón de la séptima fecha de Primera. Allí, el ‘Canalla’ vencía gracias al gol de Paulo Ferrari (con falla de García de por medio), pero luego apareció Pablo Vitti para decretar el 1 a 1 (previa carambola que desacomodó a Caranta) y darle vida al ‘Matador’. El local fue mucho más, pero decayó luego de que Sebastián Abreu malograra un penal. Ninguno logró su objetivo de volver a sumar de a tres y así engrosar su promedio.

El telón de la séptima jornada del Final debía ser bajado en el Gigante de Arroyito. Allí se medían dos elencos que han sabido tener un buen andar, pero que ahora atravesaban una irregular etapa que necesitaban cortar para no comenzar a comprometerse con la permanencia en la máxima división del fútbol argentino. Se trataba de Rosario Central (que llegaba con tres caídas al hilo) y Tigre (tres encuentros sin ganar, con dos empates y una derrota).

Así, salieron os protagonistas al campo de juego con la única intención de ‘volver a ser’. Y el primero en tomar la iniciativa del partido fue el elenco local, quien enseguida se hizo del dominio del balón y manejó los hilos del encuentro. Así fue que a los 20 minutos del encuentro ya había contado con dos clarísimas situaciones de abrir el marcador: la primera fue por intermedio de un ‘roscaso’ de Paulo Ferrari en el que se lució Javier García despejando al tiro de esquina y la otra un cabezazo de Carlos Luna que se fue apenas abierto.

Luego, mientras el árbitro Darío Herrera ignoraba un par de agarrones dentro del área que debieron ser penales a favor del local (ambos propinados por Lucas Vesco), la visita de a poco intentaba emparejar el encuentro desde el mediocampo. Fue a los 24 minutos recién cuando pudo mandar su primer aviso y fue por intermedio de un potente zurdazo de Ariel Nahuelpán.

En el tramo final de la primera etapa fue desapareciendo la profundidad y ya no se generaban tantas maniobras de peligro de ninguno de los dos lados. Sin embargo, seguía siendo el local quien estaba mejor parado dentro del campo de juego y parecía estar más cerca de la apertura del marcador. Lo cierto es que ninguno pudo lograr la claridad necesaria como para poder quebrarse y así se fueron al descanso con un empate parcial sin goles.

El inicio del complemento fue prácticamente una continuidad de la etapa anterior. Es que era el ‘Canalla’ quien continuaba dando las mejores señales y se arrimaba más, pero también continuaba fallando en la definición y sólo por eso no lograba quebrar a su adversario. Finalmente, tuvo su merecido premio a los 17 minutos (aunque debió ser con ayuda del arquero rival): Paulo Ferrari conectó un centro de cabeza que fue al medio del arco y se le escapó de las manos a Javier García.

Pese a haber estado algo ‘manchado’ su tanto por el blooper del guardameta, los rosarinos habían hecho los méritos suficientes como para justificar la victoria parcial. Y dicho gol pareció ser el envión que estaba necesitando para animarse aún más. Es que apenas cuatro minutos más tarde, Walter Acuña se despachó con una gran maniobra individual dentro del área, provocando la infracción de Erik Godoy (que está vez el juez sí sancionó con la pena máxima). Sebastián Abreu, que había ingresado minutos antes, fue quien se hizo cargo del disparo pero Javi García se redimió de su falla anterior y le ahogó el grito.

El local acusó el golpe y le costó recuperarse de esa falla del uruguayo, por lo que entonces la visita aprovechó para animarse más e intentar no marcharse con las manos vacías. Aunque parecía no tener los medios como para equilibrar el duelo, a poco del final logró su cometido. Fue a los 41 minutos cuando precisamente un ex ‘canalla’, Pablo Vitti, probó con un remate al arco que se desvió en la defensa, desacomodó a Mauricio Caranta y terminó con la pelota en el fondo de la red.

En los pocos minutos restantes, los de Russo fueron con todo en busca de volver a ponerse arriba en el marcador, pero no hubo tiempo para más y así dejaron escapar una importante victoria (pese a que pudieron cortar con las tres caídas en serie. Por su parte, Tigre se fue con un sabor más dulce, pese a que estiró a cuatro su racha de encuentros sin ganar.

 

FORMACIONES:

Rosario Central: Mauricio Caranta; Lucas Lazo, Paulo Ferrari, Tomás Berra, Alejandro Donatti; Federico Carrizo, Nery Domínguez, Jesús Méndez, Jonás Aguirre; Walter Acuña y Carlos Luna. DT: Miguel Ángel Russo.

 

Tigre: Javier García; Lucas Vesco, Ignacio Canuto, Erik Godoy, Guillermo Cosaro; Sebastián Rusculleda, Joaquín Arzura, Diego Castaño, Ramiro Leone; Pablo Vitti y Ariel Nahuelpán. DT: Fabián Alegre.

 

Árbitro: Darío Herrera

Estadio: Gigante de Arroyito

Dejá un comentario