Un poco de aire

Por Sebastían Billone – ¡¡Qué manera de sufrir!! Una vez más, con el corazón en la boca hasta el último segundo con ese remate de Belgrano que movió la red, pero del lado de afuera.

No hay caso, estamos para esto, para pelearla, para sufrirla, seguramente no apareció el equipo que todos queremos, pero aparecieron las ganas, el compromiso, el no dar ninguna por perdida.
Y terminamos así, con un gol de arrebatada, pidiendo la hora con dos hombres más en nuestra cancha, porque es lo que tenemos. Una vez que uno se mete en el lío del descenso, se empieza a embarullar sólo, prestando atención a los partidos de los rivales, olvidándose de jugar. No siempre uno sale del descenso de la manera que lo hizo ese Tigre del Vasco, esa fue la excepción y no es lo que tenemos hoy.
Pero podemos respirar. Ahora iremos a Rafaela más tranquilos, con cuatro de ventaja a falta de seis por jugar. Pero atenti, a no dormirse, a planificar desde mañana el partido con la Crema, a ser vivos, a saber que si hacemos un gol, la cancha va a ser un hervidero y a los rivales le van a temblar las piernas.
Y a mirar las dos caras de la moneda, porque si bien la derrota nos complica, el empate nos libera, nos saca ese mochila que traemos hace un par de años, que quizás se aliviane con el nuevo formato de torneo para el 2015, no lo sabemos aún. Pero a no malinterpretar, porque no sirve tirarnos atrás, nunca nos funcionó en todo el campeonato ese planteo y no nos va a funcionar si lo volvemos a hacer.
Quedan dos fechas, depende de nosotros saber si serán una o dos semanas de sufrimiento. Hay que apoyar, de estos jugadores dependemos para ver el mundial tranquilos, despreocupados y tomando caipirinha.
Por lo menos, así lo siento yo. ADELANTADO MATADOR – @Matador1MA

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.