Victoria fue leprosa

(Se Dice de Mi – Diario Olé) – Pese a haber jugado con un hombre más durante casi todo el segundo tiempo, Tigre no le encontró la vuelta a un Newell’s efectivo, que se llevó el triunfo por 2-1 de visitante. Segundo éxito al hilo de los de Raggio.

En Victoria se encontraron dos equipos que venían en alza por los resultados en sus anteriores presentaciones. Tigre, que le había ganado a Lanús, y Newell’s, exitoso ante San Lorenzo. Los dos buscaban extender su racha. Continuar por el sendero del triunfo. Y el que lo hizo fue el visitante, que prevaleció por 2-1.

Fue un partido que contó con un desarrollo cambiante en los primeros cuarenta y cinco minutos. Había arrancado mejor la Lepra, convirtiendo a Javi García en casi una muralla. Parecía invencible. Hasta que a los 15 minutos apareció Maxi Rodríguez para poner el 1-0. Inmediatamente, el Matador salió dispuesto a empatarlo. Se hizo un partido dinámico, con situaciones. Intenso. Y siete más tarde del tanto de la Fiera, Arzura colocó el 1-1 luego de que la pelota diera en el palo del arco de Ustari. Continuó abierto el juego, con chances para los dos. Y el que la cristalizó fue otra vez Newell’s, con una pelota aérea a los 35: anticipo de Coti Fernández para que López la empujara.
La temprana expulsión de Casco en el segundo tiempo obligó a Newell’s a jugar algo más de contra. Tigre se apoderó del balón y se convirtió en el protagonista de las acciones. Claro, su rival, con la ventaja a su favor, apeló a recostarse unos metros más atrás. Un remate de Godoy y otro de Rincón que besó el travesaño fueron las situaciones más notorias de un local que se quedó con las manos vacías, masticando bronca mucho más por el penal de Ortíz a Blengio que Pompei no cobró.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.