Vengó los cuatro

(Se Dice de Mi – Diario Olé) – El Pincha tuvo su mejor producción goleadora del torneo: 4 a 2 a Tigre. Venía de sufrir cuatro de San Lorenzo y logró reivindicarse en el final del torneo. Vera, Carrillo (2) y Schunke marcaron para el local. Rincón e Itabel, los del Matador.

Estudiantes no había tenido una buena producción goleadora en el torneo de Primera División: apenas 19 en los 18 partidos anteriores. Esperó hasta la última fecha para despacharse con cuatro tantos. ¿Quizá por jugar ya sin presión? Puede ser un motivo pero no se resume en eso la eficacia del Pincha. También fue floja la respuesta defensiva de Tigre, desde el arquero hasta la zaga central.

Es curioso lo de Javier García. Tiene partidos de una solidez que asombra y en otros salta a destiempo o le fallan los reflejos. Estudiantes, ambicioso desde el arranque aunque sin perder su línea (el orden como prioridad), rompió la resistencia casi desde el vestuario por una tijera de Vera. Tigre consiguió la igualdad por la ingenuidad de Rosales, el lateral pincha, que perdió una pelota sencilla y Rincón aprovechó para facturar la igualdad.
Aunque lo mejor de todo se vio en el segundo tiempo. Estudiantes mostró intensidad y algunas buenas elaboraciones. El pecado de Tigre fue creer que podía resistir la igualdad sin intentar ni siquiera un contraataque. Carrillo mostró su mejor versión, ésa que lo convirtió en un futbolista apetecido en el exterior. Impetuoso, hizo doblete. Lo que parecía liquidado no lo fue porque volvió a fallar el fondo local (Desábato estaba lesionado y todavía no había salido). Itabel acortó la distancia, pero le duró poco al Matador y por culpa propia: el fondo dejó libre a Schunke en una pelota parada y el zaguero cerró la cortina.
El Matador se despidió si la solidez que había mostrado en buena parte del torneo desde que Alfaro tomó las riendas. Lechuga fue expulsado por protestar la roja directa de Arzura (pareció exageración del referí Giannini).
Estudiantes vengó los cuatro goles que San Lorenzo le había metido en la fecha pasada. Es obvio que la imagen de Tigre no es la mejor referencia. Si se va Carrillo, debería asegurarse la continuidad de Vera: Viruta no sólo hizo el primero, también estuvo lúcido para asistir en el primer tanto de Carrillo. Y el 2015 lo espera en una Copa: la Libertadores o la Sudamericana. Esto dependerá si Vélez ingresa o no al primer certamen.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.