Te deja Chino

(Se Dice de Mi – Diario Olé) – A Tigre le alcanzó con un cabezazo de Luna y el buen rendimiento de Rincón para vencer a Olimpo en Victoria y sumar de a tres por primera vez en el campeonato. El equipo de Alfaro fue un poco mejor que el de Perazzo, que se fue muy preocupado a Bahía.

En Victoria, Tigre le ganó 1-0 a Olimpo y consiguió sumar de a tres por primera vez en el campeonato. Carlos Luna, de cabeza, marcó el gol que le dio el triunfo al equipo de Alfaro, al que no le sobraron luces pero sí convicción. A partir de esa premisa construyó la base de la victoria, que, en definitiva, terminó siendo justa.

Lo mejor del Matador se vio en el primer tiempo, donde Rincón tomó las riendas del equipo y lo empujó hacia adelante. El colombiano, que reemplazó al suspendido Larrondo, fue la gran figura de esa primera parte en la que Tigre repitió la fórmula que había puesto en jaque a Rosario Central: desborde y centro de Itabel, y alguien por el medio que la meta. Así sacó ventaja en Rosario (Yeimar Gómez, en contra), y así consiguió encaminar el triunfo en Victoria, aunque esta vez haya sido el Chino Luna y no un rival el que la mandó guardar para el 1-0.
Aunque Olimpo haya cambiado la cara en el complemento, la mejoría no le alcanzó para llegar al empate. Como en las primeras dos fechas, al conjunto de Perazzo le faltó osadía para atravesar la línea defensiva de Tigre, algo que pudo hacer en muy pocas ocasiones. Justamente por eso es que, amén del resultado, el técnico se fue a Bahía tan preocupado: sin opciones en ofensiva se le va a hacer difícil el campeonato.
Del otro lado, en cambio, Alfaro puede darse un respiro: el triunfo le permite afrontar la semana con tranquilidad. Habrá que ver si convence al equipo de que afuera muestre lo mismo que en Victoria. Esa es la deuda pendiente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.