Verdugo

Por Sebastián Billone – us amigos te invitaron el sábado a dar una vuelta por ahí, pero hacía frío y decidiste quedarte en casa, tomarte un té caliente e irte a dormir con dos frazaditas. Al otro día te levantás y te enterás del fiestón que se armaron, en el VIP de un boliche y con quince supermodelos.
Al Chino le pasó algo parecido, casi siempre fue parte de los mejores momentos de Tigre, desde el 2004 cuando llegó al matador, cuando la peleábamos en la B metropolitana. Pero luego del bicampeonato y del ascenso a la B Nacional, el Chino se fue, pasó directamente a Primera, jugó en un par de equipos y luego fue a probar suerte a España.
No estuvo en el 2007, cuando luego de dejar afuera a Chacarita y Platense, nos tocaba la chance de luchar la promoción contra Chicago, ganando ambos partidos y llegando a Primera luego de 27 años.
Y esa espina la tenía clavada, él también quería ser parte de eso, él también quería anotar su poroto en esa historia, porque no sabía que aunque no figure en la planilla de esos partidos, estábamos ahí en gran parte gracias a él.
Luego de ocho años, después de mucho tiempo, ese equipo que cayó dos categorías luego de perder la promoción buscaba su revancha. Esperó a que ya no estuviera el de la chilena en Victoria, esperó a que tampoco esté ese número cinco que abrió la cuenta en Mataderos, pero ahora está el siete bravo, el Chino, nuestro CL7, el nuevo verdugo, el que nos hace sonreír todos los fines de semana. Con la nariz rota, golpeado, dolorido, no le importó, y se sacó esa espina.
El rival debió esperar un poco más, porque ahora… vaya uno a saber cuándo nos enfrentaremos nuevamente.
Por lo menos, así lo siento yo.
ADELANTADO MATADOR – @Matador1MA

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.