¿Será un hijo e’ Tigre?


En la búsqueda del sustituto de Krane, Arzura es uno de los jugadores por los que se piden informes.

Kranevitter no sólo dejará una pila de billletes en la tesorería. También, un enorme vacío en la cancha. Gallardo, Francecsoli y los dirigentes son tan conscientes de eso que ya empezaron a moverse para conseguir al reemplezante del jugador que D’Onofrio admitió que nunca hubiese querido vender.

Y en esa primera búsqueda no sólo se descartó a un futbolista que bien podría encajar en el perfil futbolístico buscado como Guido Pizarro sino que se subrayó a uno por el que se están buscando informes: Joaquín Arzura.

Con 22 años recién cumplidos, el volante de Tigre reúne varias condiciones que lo hacen atractivo como inversión a futuro: cuenta con experiencia pese a su juventud (ya tiene sobre el lomo 73 partidos en la Primera del Matador, con un gol, una roja y un promedio Olé de 5,53), reúne un enorme potencial y sus características -en varios aspectos similares a las del Colo- seducen a los clubes europeos que ya se mostraron interesados en él. En el club de Victoria desde 2008, Arzura llegó allí a los 14 años después de haber jugado siete en Villa Dálmine. Nacido en Campana, el volante dueño de una dinámica que perfectamente podría adaptarse a la intensidad que el Muñeco les requiere a sus jugadores tiene, además, un pasado en las selecciones juveniles: con edad de Sexta fue convocado por el Sub 18 y más adelante integró el Sub 20. ¿Y un futuro en River? Eso depende sólo de Gallardo.

Fuente: Diario Olé

Dejá un comentario