“Con cinco hijos y cuatro perros, a veces tengo más laburo que acá”

Diario Olé – Con una familia muy amplia que le da trabajo, Camoranesi disfruta de cada instante en su primera experiencia como DT en el país. “Estoy contento de estar acá. Quiero darles herramientas a los jugadores para que crezcan”, cuenta Mauro.

Los botines están colgados desde hace poco y ya no podrá verse su jerarquía. Ahora, el bolsito cruzado y las carpetas en la mano, son sus nuevas herramientas para llevar a su equipo a lo más alto. Y está en todos los detalles. Caminando por el césped de la quinta Corigliano de Pilar (donde se entrena Tigre), Mauro Camoranesi, a los 39 años, le da duro al teléfono para terminar de armar el plantel del Matador. Ya sin todos sus pergaminos indiscutibles como jugador, en su primera experiencia como técnico en Argentina (ya dirigió en México), el campeón del mundo con Italia en 2006, disfruta a pleno y sabe que es hora de pararse frente a sus jugadores e inculcarles todo lo que sabe. “No pensé que iba a aparecer una chance tan rápido. Estoy muy contento y quiero darles herramientas al plantel para que sigan creciendo”, le cuenta Camora a Olé, mientras se sienta en uno de los bancos de la quinta y entrelaza los dedos para que no se vuelen.
-¿Es muy complicado trabajar acá?
-Como había dejado de jugar hace un tiempo en el país, me daba la sensación de que acá hay que estar constantemente porque en el momento que uno desaparece, se le pierde el rastro.
-¿Y en México te costó?
-La experiencia en el Coras Tepic (segunda división) fue buena. Creo que el primer club es el más complicado porque uno tiene que plasmar sus ideas.
-¿Le temés a la presión por ganar siempre?
-No. Sabemos que en definitiva dependemos de los resultados. Mi trabajo es conseguirlo pero haciendo lo que a mí me gusta. Quiero darles herramientas a los jugadores para que crezcan y yo crecer a la par de ellos. Eso sí, si uno no gana se tiene que ir.
-¿Con que objetivos llegaste a Tigre?
-Me gustan ir a lugares donde coincide el material de trabajo con el objetivo. Hay que tratar de ser coherentes. La idea es tratar de estar por debajo de los seis grandes que se volvieron a afianzar. Pelear junto con clubes como Banfield, Lanús, Vélez o Newell’s, que están ahí.
-¿Qué querés vos de tus jugadores?
-Lo principal es conformar un equipo porque los talentosos pueden marcar la diferencia cuando tienen un funcionamiento que los sostiene. En este tipo de clubes no hay posibilidad de pelear algo con solamente uno o dos jugadores desequilibrantes.
-¿Cómo jugaría el tuyo?
-Es difícil de contestar porque de lo que uno puede plantear a lo que puede salir el fin de semana hay un montón de variables, que es lo más lindo que tiene el fútbol. A mí me gustaría que mi equipo tenga una identidad y que juegue bien siempre. Estoy convencido de que si el jugador está capacitado, independientemente del dibujo táctico, va a tener más herramientas para resolver en el campo.
-Así como Simeone logró que sus equipos jueguen como él lo hacía, ¿vos pretendés que tus jugadores sean tu reflejo?
-Un poco existe esa impronta, pero el fútbol tiene tantas variables. Fui compañero de Ciro Ferrara y el era un jugador rústico, pero en su idea de juego siempre quería un equipo flexible, que el equipo saliera jugando.
-¿Cuándo decidiste ser técnico?
-Volví a Argentina con esa idea. Quería jugar sólo un año y retirarme pero se prolongó un tiempo. Uno a veces programa y después pasan otras cosas.
-¿Haber jugado en Argentina te abrió las puertas en esta etapa?
-Era importante, así podía tener una perspectiva de lo que era el fútbol de acá. Mi intención era venir a retirarme acá y volver a Europa para empezar a trabajar allá.
-¿Se puede jugar igual acá que en Europa?
-El fútbol es lo mismo acá y en todos lados. Cada país tiene su identidad y no me parece justo comparar. En Argentina se le quiere dar una identidad pero no se termina de definir bien cuál. En el Mundial del 78’ se jugaba distinto que el del 86’. En el fútbol se ve eso, hay pocos países donde se marca una corriente en todos los entrenadores, como en Brasil o en Italia.
-¿Uno como técnico se siente gratificado cuando se ve su estilo?
-Apuntamos a eso. Almeyda marcó algo muy interesante en River y Banfield, y lo de Simeone ha sido interesante por la lógica que le a dado a sus equipos, ya sea en Estudiantes, Racing, River o Atlético Madrid, es un tipo muy pasional.
-¿Cuándo un equipo juega bien?
-Es fácil: Eso pasa cuando hacen lo que el entrenador quiere, independientemente de la forma.
-¿Qué técnico te marcó?
Hubo varios, por suerte.
-¿Por ejemplo?
-No importan los nombres, me siento afortunado de tener tantos entrenadores que hoy siguen vigentes y con ideas diferentes.
-¿Entendés lo que generás para los demás?
-Difícilmente hablo de mí, no me gusta el ‘yo’. Sí dar un consejo, o contar alguna situación que haya vivido.
-¿Soñás con llegar a dirigir a un grande?
-Estoy feliz acá en Tigre porque tenía ganas de empezar a trabajar. Estar otra vez en las canchas y seguir con los jugadores representa mucho. Me gusta poder ser un nexo para que el jugador pueda seguir creciendo. Tuve entrenadores a los 34, 35 años y seguía aprendiendo. Donadoni me siguió enseñando, uno siempre puede aprender más en la vida.
-¿Te gusta estar cerca del jugador o preferís mantener distancia?
-Las dos cosas, depende más del jugador. Algunos prefieren el diálogo y otro sólo una palmadita.
-¿Por qué los argentinos rinden en Europa?
-Por tradición, son bastante versátiles.
-Messi ganó el quinto Balón de Oro, ¿Es el mejor que viste?
-En esta época sin dudas, porque es el de mayor capacidad para resolver dentro de una cancha.
-Si pudieras traer a cualquier jugador del mundo a Tigre, ¿cuál elegirías?
-Con que traigan lo que pedí, alcanza y sobra.
-¿Cómo es Mauro Camoranesi cuando la pelota no rueda?
-Bastante reservado, tengo una familia grande y me ocupo de ellos. Con cinco hijos y cuatro perros, a veces tengo más laburo en casa que acá.
-¿Qué dicen tus hijos?
Son muy reservados a pesar de ser bastante grandes. A veces compartimos charlas y les hago ver mi punto de vista.
-¿Mirás fútbol?
-Me gusta la Bundesliga y el fútbol argentino. De a ratos algo de España, pero no me entretiene mucho.