El Matador se hunde en el fondo de la tabla


Tigre perdió en San Juan y vuelve a generar preocupaciones. Si bien no jugó mal, mostró que le falta juego y poder de reacción

El conjunto de Camoranesi no pasó vergüenza como contra Defensa, ni fue superado en todo aspecto como contra Temperley, pero volvió a perder y el panorama se vuelve oscuro otra vez.

Habíamos escrito que el crédito de Camoranesi se gana y pierde partido a partido y lo que supo cosechar en un partido atípico contra Atlético Tucumán, lo perdió en cancha de San Martín SJ.

El encuentro fue parejo en el primer tiempo y se perdió en el complemento porque la moneda al aire del gol, cayó para los locales. El tema es que una vez más, Tigre mostró muy poco fútbol y nada de reacción. Es cierto que los conceptos tácticos, de un entrenador novato, influyen pero tampoco los jugadores aportan mucho, con algunos rendimientos muy bajos y desconcentraciones que se pagan muy caro. El gol de Ezequiel Montagna fue un claro ejemplo como en un pelota parada se puede perder un partido, se pierde una marca y se pierden 3 puntos.

Somos momentos duros y de un clima tenso. El técnico cayó mal de entrada y el presente lo acentúa partido a partido, más allá del “veranito” ante los Tucumanos.

Los próximos dos partidos serán determinantes para la continuidad de un técnico que sigue en la cuerda floja y a varios metros de la realidad… otra caída y su destino estará juzgado.

 

Abrazo Matador

Sergio Daniel Pavón