El Matador recuperó la sonrisa

Tigre le ganó sin sobresaltos al Sarmiento de Caruso Lombardi y va recuperando terreno en la tabla de posiciones. Los goles los convirtieron Lucas Janson y Jorge Rodríguez en el segundo tiempo.

Volvió a ganar Tigre y la sonrisa se instaló de nuevo en el Pueblo Matador. Si bien la tabla muestra una posición incomoda la proyección abre la esperanza a cosechar los puntos que puedan empardar el promedio con lo que se arrancó el torneo.

El rival no era un dato menor. Sarmiento llegó necesitado de sumar y con el sello y marca de Ricardo Caruso Lombardi. Se sabe que el DT visitante sabe plantear los partidos esperando e intentando aprovechar los errores del rival y que a Tigre le cuesta cuando tiene que ser el protagonista de las acciones, aunque la realidad dice que Sarmiento no ganó de visitante y que la era Troglio arrancó con todo como local y el objetivo puntual: hacerse fuerte de local.

El primer tiempo fue mal jugado y con escasas situaciones de peligro. Un partido para el olvido que generó la somnolencia general.

En el complemento cambió todo. Tigre presionó más y encontró la apertura del marcador antes del primer cuarto de hora. Gran asistencia de Fede González para la gran definición de Lucas Janson. A partir de allí los de Troglio dominaron todas las variables del partido en el marco de un Sarmiento impotente que no tuvo reacción. En ese contexto llegó el golazo de Jorge Rodríguez y pudieron ser un par mas.

Ganó Tigre, ganó bien. Hay que mejorar pero se ven progresos desde los físico y futbolístico. Se acerca en proyección al objetivo impuesto de los 20 puntos.