Lanús se llevó todo con poco

El cómodo puntero venció a Tigre por la mínima con el gol de Sand de penal. El “mejor” equipo del momento solo se dedicó a defender cuando quedó con uno menos y El Matador no supo doblegarlo aunque lo mereció.

El partido era importante para saber cual es la realidad de Tigre. Las sensaciones finales son buenas, más allá de la derrota porque ni cuando estaban en igualdad de condiciones el partido fue parejo y el “supuesto” mejor equipo del torneo no desbordó nunca al Matador y el partido fue de total paridad. Lamentablemente el tonto penal de Janson le abrió la puerta del triunfo a la visita que a partir de allí, decididamente espero a su rival y más aún cuando quedó con uno menos que solo se dedicó a defender.

Tigre fue y fue sin claridad pero de tanto ir tuvo ocasiones para nivelar el marcador. No pudo ser pero la sensación fue que se estuvo a la altura de las circunstancia y si consideramos que el rival era el candidato a ser campeón, deja conformes a todos a pesar de que las derrotan son derrotas y nunca son buenas..

 

SDP