Gaspar Iñiguez se convirtió en nuevo refuerzo

El volante central llegó desde el Udinese y arregló su incorporación a préstamo por un año.

Su mayor parte, de la corta carrera la hizo en Argentino Juniors. Allí jugó 84 partidos e hizo 2 goles.

Jugador de selección nacional sub 15 y sub 17. Su pase a Italia lo hizo proyectar con un futuro promisorio pero en Italia su paso no fue productivo o al menos lo espera. Más allá de eso su venta le reportó a Argentinos una venta millonaria y en euros.

Es recordado por una jugada emblemática, en la que prácticamente fue a trabar con la cara y perdió tres dientes. Desde ese día se ganó un apodo original… “El jinete sin dientes”.

Vuelve del viejo continente con poco rodaje pero en Tigre se apostó para recuperar una carrera que parecía proyectarse a los grandes planos pero se estancó. Igual es muy joven y muchas condiciones. Tiene apenas 22 años y todas las ganas de volver al buen camino.