“Esta es mi oportunidad”


Olé – Lo siente Gabbarini para ser titular, Con García lesionado e Ibañez lejos. Y Tira: “Estamos para ser protagonistas”.

Dicen que el tren pasa una vez en la vida y que no hay que dejarlo pasar, hay que subirse sin pensarlo ni dudarlo. Una situación desafortunada, la lesión de un amigo como Javi García, y las negociaciones por Nelson Ibáñez que no avanzan, le dan la gran chance a Adrián Gabbarini que tanto estuvo esperando en Tigre (porque antes, la tuvo, en el Rojo y en le Bicho). A sus 30 años, con 100 partidos jugados, un título ganado (Sudamericana 2010 con Independiente) y mucho camino recorrido, el arquero quiere convertirse en el amo y señor del arco Matador: ”Me quiero afianzar y darle toda la seguridad a mis compañeros. Quiero aprovechar esta oportunidad que tengo”.

Si alguien sabe de luchar y pelear desde atrás, ése es Gabbarini, quien tanto en Independiente, como en su breve estadía en NOB (no jugó nunca), en su paso por Argentinos y su primer semestre en Victoria le tocó ver muchos partidos desde el banco y, en consecuencia, pocas chances para mostrarse. Tanto es así que recién tuvo su debut oficial con la camiseta de Tigre el domingo pasado en la derrota con Estudiantes. “Venía de cinco meses sin jugar, con poco rodaje y al principio del partido lo sentí. Me costó pero con el correr de los minutos me acomodé”, explicó el arquero.

Son unos guantes difíciles de llenar los que dejó García y que hoy quiere agarrar Gabba. Pero cuenta con el aval del cuerpo técnico y de toda la CD para reemplazarlo: ”Me junté con los dirigentes que me dieron su voto de confianza y me pidieron que me quede en respuesta al interés de Independiente”.

Como si fuese poco, apareció el club de sus amores para repatriarlo y llenarlo de orgullo: “Es lindo que un club tan grande me quiera, le agradezco mucho a Independiente”. Además, se deshizo en elogios para con su ex compañero y actual DT del Rojo, Gabriel Milito: “Se lo ve muy preparado, conozco su forma de trabajar, cómo plantea los partidos. No tengo dudas de que le va a ir muy bien porque aprendió de Pep Guardiola, el mejor técnico del mundo”. Y agregó: “Espero que le dé muchas alegrías a todos los hinchas, salvo en la cuarta fecha contra nosotros, ja”. Aunque no descarta una futura vuelta al club que lo vio nacer, hoy su cabeza está en Tigre, y en el gran desafío que tiene bajo los tres palos del Matador.

Le tocó una dura presentación, pero confía en que podrán cambiar la imagen que dejaron en el último partido. “Hay un plantel de mucha jerarquía y un gran cuerpo técnico. Sabemos que podemos dar más, que estamos para ser protagonistas”, tiró el arquero que, lejos de achicarse, infla el pecho y sin dudarlo decide subirse al tren de Victoria.