Tigre logró un buen punto ante Lanús

El Matador consiguió un empate que sabe a poco en lo estadístico pero que es mucho para su rendimiento futbolístico. Carlos Luna de penal abrió la cuenta y José Sand en posición adelantada igualó.

Lamentablemente no se puede aspirar a mucho jugando de esta manera. En el primer tiempo Tigre solo se dedicó a esperar y prácticamente no generó situaciones y no pateó al arco con serias intenciones de abrir el marcador. Por suerte enfrente estaba un Lanús que intenta de a poco, volver a ser el campeón pero todavía esta lejos. El local por lo menos tuvo la iniciativa e intentaba ser el dueño del partido, aunque nunca tuvo claridad y si bien remató varias veces en posiciones franca para llevar peligro, pero sus remates fueron muy, pero muy altos.

En el complemento, con poco fue lo mejor que presentó la visita. Logró su primer corner y luego del penal de Herrera a Godoy, Luna convirtió para abrir la esperanza.

Si Tigre esperaba, ahora esperaba aún mas, pero a diferencia del primer tiempo daba la sensación que podía meter una contra en cualquier momento.

Si bien Tigre, dentro de todo, tuvo fortaleza defensiva ya que Lanús no tuvo de esas situaciones claras de gol que pueden suceder cuando te metes tan atrás. El gol llevó en un centro que Sand transformó en gol en clara posición adelantada. El resto del partido fue el fiel reflejo de todo el partido de Tigre. Todos atrás y a esperar que Lanús no tenga memoria del gran equipo que fue.

Un punto y nada más. Un punto que suma pero que desde lo futbolístico sigue preocupando. Muy lejos esta Tigre de querer ser protagonista de local y visitante y mucho menos de serlo.