Un día se fue Itabel

Era uno de los jugadores más resistido del plantel, nunca lo pudo revertir y se terminó yendo en silencio. Su destino Atlético Rafaela.

La lesión de Emiliano Romero en la Crema le abrió la puerta a Kevin Itabel y esta vez se concretó. Ya a principio de temporada se dudaba de su continuidad, se hablaba de Chacarita y él mostró su interés, como para generar más “desencuentros” pero todo quedó en la nada.

Volvió a tener sus posibilidades pero una y otra vez las dejaba escapar y todo terminó.

Sin embargo no es un adiós definitivo porque condiciones tiene pero no puede explotar en el Matador. Por ende se marchó pero sin opción de compra. Quizás la termine rompiendo en Rafaela y algún día vuelva al Matador y sea todo lo que él y nosotros hubiésemos querido que sea… una de las figuras del Club Atlético Tigre.

Hasta pronto Kevin…