Volvió el Tigre que no queremos

El Matador tuvo otro paso en falso y lo pagó con una clara derrota en su visita ante Godoy Cruz. Carlos Luna anotó para Tigre pero no alanzó.

Tigre volvió a jugar mal, volvió a dejar esa sensación de impotencia, en la que nada sale bien.

Salvo los primeros minutos, en los cuales se podía pensar que con espacios los creativos de Tigre podían tener su tarde y seguir con la racha positiva; lamentablemente fueron pocos minutos.

Al Matador le volvió a faltar juego, concentración y en un mar de malos rendimientos individuales, lo colectivo desnudo las terrible falencias de una defensa que es muy permeable.

El local llegó al primero en una serie de rebotes que siempre fueron para el lado del Tomba y el segundo fue elaborado desde el guion de una película de terror. Ayovi cabecea casi agachado, sin marcas y en el área chica…. IMPRESENTABLE….

Pero el futbol es tan lindo que cuando el local tuvo un mano a mano para liquidarlo no pudo y en la contra llegó el gol de Luna que puso en partido a un equipo sin respuestas.

Lamentablemente fue solo eso… una ilusión. En el complemento no se puede rescatar nada como para justificar que se merecía empatar. En fín… otro paso en falso y otra llamada de atención para un entrenador que no encuentra reemplazar a los lesionados y sigue sosteniendo jugadores que se sacan solos.

Ahora llegan dos partidos de local y la gran oportunidad de encontrar desde los resultados, el equipo y el rendimientos que permitan irnos al descanso con la tranquilidad que lo que viene.. .será lo mejor…

 

Sergio Daniel Pavón