Un triunfo para recordar por siempre

En un partido muy cambiante y a pura emoción, Tigre se lo dio vuelta sobre la hora a San Lorenzo. Fue 4 a 3 con goles de los Cachorros Cardozo, Castro, Mierez y el ídolo Chino Luna.

Sin entrar en un análisis estricto desde lo futbolístico, hoy se vivió un gran partido desde lo emocional. Tigre fue el de los últimos partidos; gran arranque, falta de definición y algunas desatenciones preocupantes. Pero algo hoy cambio en el complemento, llegaron los goles, la liga, los errores arbitrales que favorecen y lo fundamental, lo anímico para remontar el marcador hasta empatar y ganarlo.

Que lindo es el futbol, que lindo pero como se sufre. Luego de las muchas situaciones claras desperdiciadas, tanto en el primer tiempo como en el segundo, Cardozo llega al gol y parecía que todo se encaminaba. Lamentablemente la alegría duro poco y en pocos minutos se derrumbó todo. Grave error de Oliver Benitez para el gol de Blandi y la genialidad de Merlini hizo pensar que todo fue una ilusión pasajera y que se volvía al Tigre perdedor. Los minutos siguientes fueron todo de San Lorenzo pero perdonó y dejó con vida al Matador. Lo empató Alexis Castro y Merlini que vuelve a dejar a todos exhortos. Pero hoy todo terminó diferente. Tigre no se rindió y tuvo lo que no tuvo hace mucho tiempo, un poco de liga. Penal dudoso a favor que se cobra y gol en offside (finito) que se convalida y delirio total.

Triunfo para el recuerdo. De esos que siempre que van a quedar en la historia. Que hay que mejorar, seguro. Que no hay que cometer esos errores que regalan goles, seguro. Pero que hay una sensación que se puede mejorar, es evidente. VAMOS POR MAS, MATADOR!!!