Gran triunfo del Matador en Córdoba

Tigre golpeó de entrada y logró vencer a Talleres por 2 a 1 con goles de Agustín Cardozo y Emiliano Ellacopulus. Se quebró la mala racha y llegó el tan anhelado respiro al pueblo Matador.

Ni se empezaban a acomodar en la cancha y Tigre llegó al primero, primer desborde, un mal despeje y Agustín Cardozo con remate no muy potente, sorprendió a Herrera y abrió el marcador. El pega primero, pega dos veces y a los 10 minutos lo capitaliza. Otro desborde de Rincón y Ellacopulus que empuja a la red. A partir de allí Talleres entró en confusión y no tenía la claridad necesaria como para llegar al gol. Salvo un desborde por izquierda que Ramis no pudo concretar ante la salida de Javi García. Talleres no podía pero Tigre se encargo de eso, mejor dicho Cachete Morales le regala el penal infantil que Palacios transforma en el descuento. Parecía que ese golpe, sumado a las lesiones de Ellacopulus y Galmarini iban a desmoronar lo que había conseguido en el primero para segundo tiempo.

En dicho complemento el local seguía con la misma tónica de falta de claridad y por suerte para Tigre la riqueza individual de la “T” no se hizo presente. Más allá de un remate de Reynoso desde afuera del área, bien desviado por García o el palo que le imposibilitó a Rescaldani llegar al empate, Tigre lo aguanto bien, aunque que careció de la contra para liquidar.

Ganó Tigre, no jugó bien luego del descuento de Talleres pero con sacrificio y mucho sufrimiento consiguió tres puntos fundamentales para apagar ese principio de incendió que provocaba la racha adversa.

Hay que seguir trabajando y sumando. Fue un alivio pero hay que cosechar mas punto para equilibrar la campaña.