Papelón

Nefasto 2017 para Tigre. Balance negativo en el torneo de primera y ahora una penosa eliminación en Copa Argentina, a manos de un equipo de Tercera Categoría, que mereció ganar e incluso antes de los penales.

Se van acabando las posibilidades de revertir la imagen, al tiempo que se va acabando el ciclo de muchísimos jugadores que están en una curva descendente de rendimientos o en sus últimos días de carrera deportiva al nivel de lo que exige la competencia de Elite. Es necesario una profunda renovación pero por el momento solo queda prender velas y sumar algunos puntos mas en el torneo local.

Esta introducción tiene que ver con parte de la explicación del por qué, un equipo de tercera división, te hace morder el polvo y te deja eliminado en el debut en esta copa Argentina.

Tigre arrancó bien, pudo convertir a los pocos minutos y de hecho consiguió la apertura muy rápidamente. Sin embargo Riestra no se salió de su libreto y sacó provecho del presente de este Tigre que no para de desilusionar a su gente. Con orden, “muchas ganas” y también con algunos rendimientos individuales para la envidia de este plantel, logró empatar, pasar a ganar y casi liquidarlo en los 90 minutos. Por suerte no pudo y le dio vida a Tigre, que con un Carlos Luna, a pesar de todos sus años encima, sigue siendo un arma ofensiva de la que se puede esperar algo, como ese cabezazo que permitió llegar a Tigre a los penales. Lamentablemente la lotería de los penales otra vez le fue esquivo al Matador, aunque viendo la definición de los ejecutantes del Matador, tiene mucho de este presente futbolístico.

Perdió Tigre, quedó afuera en su primera ronda de eliminación ante un equipo de tercera categoría y lo hizo de una manera tan lamentable que solo que describir la situación como un PAPELON.

Ojala estos tipos de análisis, que se harán viral en todas las redes sociales, toquen las fibras más intimas de cada uno de los jugadores y salgan en cada partido, de acá al final, con toda esa bronca acumulada y sed de revancha, que puedan entender que si se jactan de ser jugadores de primera división, lo demuestren en la cancha. Seguramente hoy se sentirán “solos” y encontraran enemigos internos con quien pelear.

La palabra PAPELON puede ser muy chocante para muchos jugadores que hicieron la historia grande de Tigre, dirigentes e hinchas ultras optimistas, pero no estamos analizando trayectoria ni logros, estamos hablando de un presente “oscuro” y un futuro muy preocupante.