Otra mancha más al Tigre

El equipo de Sava volvió a perder. Como siempre, no aprovecha su momento y luego lo regala. En este caso la expulsión de Sosa condicionó y Defensa se lo ganó correctamente, aunque la mínima diferencia dejo abierto el partido hasta el último suspiro.

Duele comentar una nueva derrota del Matador. Una más que se suma a un año 2017 de terror. Solo en Tigre un técnico puede durar tanto tiempo en su cargo con semejante campaña. Pero está claro que el problema no es el técnico. Esta claro que el problema no son cada uno desde lo individual ni los dirigentes en el balance global de la gestión. El problema es el todo en este contexto. No miremos los fallos arbitrales o sospechar de conspiraciones contra Tigre o Massa, porque para ser sinceros, en la política de la AFA no existimos y si de perjudicar a nivel nacional “al padre de la criatura” no tiene sentido. Que a Tigre le vaya mal a Massa no lo afecta políticamente; quizás un poquito a nivel distrital pero nacionalmente no mueve la aguja. Entonces?… y bueno habrá que descansar en el sentido común de Ezequiel Melaraña y rezar para que no se vuelva a equivocar y tome las decisiones que tenga que tomar de cara a la próxima temporada, ésta ya esta perdida.

Como en buena parte de este año Tigre arrancó bien el encuentro. Generó y estuvo cerca de llegar al gol. No pudo y como sucedió a lo largo del año, cuando cae en la adversidad, difícilmente la logre superar. Expulsión de Diego Sosa de la que no se puede decir nada, aunque muchas veces y de acuerdo a los árbitros y las camisetas sancionada, puede ser sola una amarilla; obligó a Tigre a retrasarse, aguantar y esperar si podía sacar alguna contra. No pudo. Aguanto hasta que Ríos abrió el marcador  y luego intentó e intentó. Se descubrió pero Defensa no pudo asestar ninguno contra. El fútbol es tan lindo y apasionante que hasta en la última pelota Tigre lo pudo empatar pero otra vez Cachete Morales (que lejos esta del cachete que conocimos) se lo morfa.

Otra mancha más al Tigre.

Según el técnico se juega bien pero se pierde por detalles, según la dirigencia tenemos al mejor entrenador que paso por Tigre, una camada de pibes con mucho futuro y referentes que los apuntalan… tenemos todo menos presente. Será tan así? para pensar… fundamentalmente los dirigentes… bah mejor dicho el único que toma decisiones que todos sabemos quien es…

 

Abrazo Matador

Sergio Daniel Pavón