Noche negra en Victoria

El Matador volvió a perder de local y esta vez 1 – 3 ante un débil rival. No solamente jugó muy mal y la gente cada vez se va más preocupada sino que sus referentes terminaron lesionados y uno de ellos de gravedad.

Era la gran oportunidad. Reencontrarse con el triunfo y la gente, despejar cualquier duda e iniciar el camino de la recuperación. No solamente no fue así, sino que todo lo contrario. Jugó mal, no tuvo respuestas y rendimientos individuales para la desilusión absoluta.

Esta claro que encontrar “el equipo” en un plantel formado casi desde cero, es complicado. El fixture le había hecho un giño en las primeras fechas, como para la exigencia no sea tan complicadas en la medida que el equipo se va ensamblando. Es cierto que tampoco el equipo ligó, mientras Bértoli fue una de las  figuras del partido, Crivelli se comió dos goles insólitos, el primero y más importante, el que le abre el partido a Patronato y descompensa al Matador y el último cuando quiso hacer la heroica y dejó el arco vacío para el último gol. Anoche debutaron en Tigre tres jugadores mas. De Crivelli ya esta todo dicho, Chacana fue intrascendente al punto de ser reemplazado en el primer tiempo y Hongn ingreso en el descontrol total y mucho no pudo hacer. Menossi volvió, pero no volvió el que conocemos sino una sombra de él. Así podemos repasar a todos y los conceptos no serán de los mejores, salvo Blengio y Stracqualursi.

Dura derrota que deja a su gente con todas las dudas y a un técnico que llegó por el pedido de la gente pero que va perdiendo partido a partido su mejor imagen.

Lo más triste de la jornada fue las lesiones de sus referentes. Blengio en su esfuerzo parece que sufrió un desgarro y la peor, la de Galmarini que quedó tendido en el campo muy preocupado y visiblemente afectado tras su cambio. Las primeras impresiones son muy malas, se presupone una lesión importante en los cruzados pero habrá que esperar los resultados de los análisis que se le practicaran oportunamente. Por eso fundamentalmente y por el resultado y juego fue una Noche negra en Victoria