Desahogo Matador

Llegó el día del primer triunfo. Llegó un final de partido abrazados y gritando todos juntos. El Matador cortó la racha con un claro 2 a 0 ante Estudiantes con goles de Matías Pérez García e Iván Goméz en contra en la gran jugada de Javier Iritier.

En ese intento de buscarle “la vuelta” Caruso encontró el alivio. Linea de tres para que MPG10 pueda jugar de enganche, tal su mejor posición y no quitar un punta. El resultado final le dio la razón; no solo a él sino a toda la gente que cree que un jugador como Pérez García, tiene que jugar si o si, ya que, aún mal fisicamente, puede desequilibrar en cualquier momento.

Los primeros minutos fue de Estudiantes pero con el correr de los minutos, Tigre lo fue controlando. Luego llegó el penal convertido por el “10” y el local terminó de acomodarse en el partido e inteligentemente llegó a Estudiantes al error constante, a la espera de encontrar la contra que liquide el partido. El segundo llegó así. Una jugada que arranca con Iritier y termina en él mismo con la buen intervención de Passerini. Centro de la muerte que encuentra el pie de Gómez para cerrar el partido.

Ganó Tigre por primera vez en la superliga y el desahogo fue de todos. Caruso respira, se seca la transpiración de los nervios con la toalla de Pérez García e Iritier, jugadores que juegan más que cualquier contrición a un esquema de colaboración al retroceso. Los creadores a crear y los recuperadores a recuperar.

Esperemos sea el punto de inflexión para la recuperación definitiva y todos juntos a Caruso, transitemos un torneo sin penas de mirar los promedios cada fecha.

SDP