Preocupación por los “refuerzos”


Pasan los días de “pretemporada” y las grandes contrataciones no llegan. Se busco a Ortigoza y se fue a Central, se busca a Roman Martinez y especula con una mejor opción y el tiempo pasa. Se espera por Prediguer y hay negociaciones por por incorporaciones de menos relevancia.

Tigre vive un momento critico y su gente esta preocupada.

La llegada de Ledesma abrió la esperanza pero la decisión de “romper el chanchito” en detrimento de las obras del estadio, aún más; pero no es fácil.

No es simple competir en un mercado en el que, tu “chanchito” es un vuelto para los más poderosos. Si a eso le sumamos la lógica especulación de los jugadores, que entendiblemente buscan su mejor opción en el tiempo de espera que manejan, todo se complica.

Acá el amor por la camiseta no existe, es fútbol profesional y los valores son otros, en el que lo económico es el primer orden y luego quizás, el lugar donde jugar. Tal vez si Román no consigue un mejor postor, opte por la misma plata jugar en Tigre que ser suplente en Lanus pero para eso habrá que esperar que pase el tiempo y no haya una mejor oferta.

No es fácil conseguir refuerzos de verdad y mucho menos de categoría. Prediguer (todavía no firmó) es una razonable incorporación pero no esta a la altura de Ortigoza o Martínez.

Tigre decidió romper el chanchito pero no usar más allá de lo que hay dentro del mismo. Lógico y coherente pero la gente está preocupada y con razón. La situación es critica y en un par de meses Tigre se juega la permanencia.