Tigre cerró una campaña desastrosa de principio a fin – TigreVisión Edición Digital – La WEB del Matador!!!

Tigre cerró una campaña desastrosa de principio a fin


El Matador perdió en Mendoza ante Godoy Cruz, con el fiel reflejo de todo la temporada. Falta de fútbol, actitud y sin respuesta desde la conducción técnica. Tanto Caruso como Ledesma construyeron una campaña de “descenso” que prácticamente lo condena a jugar en la B Nacional en un año, salvo un milagro como el de Arrubarrena en su momento.

En esta horas, el Pueblo Tigrense es todo desazón y tristeza.
Se sabía a principio de temporada, que había que recuperar los muchos puntos que se descartarían de la campaña de Alfaro y apenas se consiguió un punto más de la mitad de aquellos.
El principio del desastre comenzó con la contratación de Caruso y su sin fin de incorporaciones de poca jerarquía como apuestas a repetir la historia. Nada de eso sucedió el técnico bicampeón se tuvo que ir por la puerta de atrás dejando una pesada herencia.
La continuidad del desastre fue la contratación de una apuesta de DT, que solo venía precedido de ser un jugador de buen pié, que quería de sus equipos la misma condición. Nunca lo logró.
El desastre continua también desde los rendimientos individuales. La mayoría del plantel estuvo por debajo de sus antecedentes y los referentes tampoco pudieron ponerse el equipo al hombro desde la actitud.
Como en el partido en Mendoza, el equipo dio pena. Ver su falta de capacidad ya no asombra, pero ver la poca actitud, realmente duele y debiera tener sus consecuencias. Muchos de ellos han sentenciado su no continuidad en el Matador.
Es cierto que el local es un equipazo y que de antemano había pocas chances de ganar, pero las circunstancias del contexto de un campeonato definido e inmerso en los festejos de agradecimiento, se sumaba la expulsión de Ramis y la consecuencia de jugar más de un tiempo con un jugador más. No solo no se pudo aprovechar sino que con uno menos el Tomba te lo ganó sin atenuantes, en la medida que Tigre dejaba expuesto toda su incapacidad y la desidia temperamental de sus jugadores.
Fin de temporada y presumiblemente fin de ciclo de muchos jugadores y con un DT que no demostró categoría para dirigir primera y mucho menos se la cabeza de un grupo que tiene que encarar una campaña de ingreso a Libertadores para zafar del descenso.


[post-carousel id=”58″]

A %d blogueros les gusta esto: