Historia

Era Amateur

 Comienza a disputar torneos oficiales de fútbol en 1908, en Segunda, donde en ese primer torneo sale segundo en su zona. En 1912 logra su primer título oficial (en Intermedia, de la Federación Argentina de Foot-Ball) al vencer en una final a Argentinos de Vélez Sarsfield por 4 a 2 (actual CA Vélez Sarsfield)2 y así asciende a Primera División, donde permanece en forma ininterrumpida hasta 1931, año en que se gesta el profesionalismo, del que forma parte junto a los más renombrados clubes.

Su debut oficial en la Primera División amateur aconteció el día 1 de mayo de 1913. Aquel día se enfrentaron Porteño y Tigre, terminando con el score 0-0; en partido jugado en la cancha de Independiente, en Avellaneda, en donde Porteño hacía las veces de local. El primer gol y primer triunfo de Tigre en Primera no se harían esperar, ya que en la siguiente fecha, jugada el 11 de mayo, Tigre venció a Sportiva Argentina por el score de 2 a 1. Por aquellos tiempos fue un gran animador de la máxima categoría realizando algunas campañas muy buenas y otras no tanto.

 

Era Profesional

1931

se funda la Liga Argentina de Fútbol que marca el comienzo de la era profesional en este deporte.3 Tigre es una de las 18 instituciones que dejan la Asociación Amateur Argentina de Football para fundar la nueva asociación, junto a Argentinos Juniors, Atlanta, Boca Juniors, Chacarita Juniors, Estudiantes de La Plata, Ferro Carril Oeste, Gimnasia y Esgrima La Plata, Huracán, Independiente, Lanús, Platense, Quilmes, Racing Club, River Plate, San Lorenzo, Talleres (Remedios de Escalada) y Vélez Sársfield.

El 31 de mayo debuta en la era profesional enfrentando a San Lorenzo de Almagro en el Viejo Gasómetro, perdiendo por 4 a 2. Lorenzo Savarro; David Carmona y César Juan Giulidori; Aquiles Baglietto, Luis Solezzi y Patricio Brady; Julio Gandulfo, Domingo Pérez, Guillermo Haedo, Juan Carlos Haedo y Pedro Alisio, fue la primera formación en el profesionalismo. El primer gol de Tigre en esta nueva etapa lo convierte Juan Carlos Haedo. Tigre logró el primer triunfo en la tercera fecha del campeonato, vence a Racing Club en cancha de River Plate por 1 a 0 con gol de Domingo Pérez. Esta fue la primera derrota de Racing Club, o sea que Tigre fue el primer equipo que lo venció en el profesionalismo. La primera victoria como local en el propio estadio de Tigre la consigue por la 5ª fecha el 28 de junio al vencer a Huracán por 2 a 0.

El 30 de agosto, por la fecha 14ª debuta en la era profesional, el oriundo de Rufino, Santa Fe, el mítico Bernabé Ferreyra, y de entrada comienza a escribir la leyenda: convierte los cuatros goles para vencer a Quilmes por 4 a 1 de local.

El 27 de septiembre se produce quizás el pico más alto de su rica historia como futbolista: en cancha de Boca Juniors, Tigre vence a San Lorenzo por 3 a 2 luego de ir perdiendo 2 a 0. Con tres goles de Bernabé en los últimos 15 minutos del partido, da vuelta el resultado y se queda con la victoria. A partir de este momento, se gana popularmente el apodo de “La Fiera”. En esta temporada Bernabé Ferreyra marca 19 goles en 13 partidos, y acapara el interés de River Plate, que lo adquiere en cifra récord para la época: 35.000 pesos, operación que les otorga el mote de “millonarios” que hoy conocemos.

 

1932

Bernabé Ferreyra es transferido a River en la suma de 35.000 pesos, cifra récord por aquellos tiempos. Originó un gran impacto en los medios de divulgación de ese momento.

 

1934

Junto con Quilmes Atlético Club es separado de la Primera División por un polémico decreto de la AFA, pero al año siguiente ambos regresan al círculo privilegiado.

 

1935

Se adquieren los terrenos de Guido Spano y el 11 de septiembre se coloca la piedra fundamental para empezar a construir lo que hoy es el actual estadio de Tigre. El Coliseo de Victoria.4

 

1936

Luego de una temporada en Segunda División junto a Quilmes vuelven a Primera División. El 20 de septiembre se inaugura el estadio enfrentando en un amistoso a Boca Juniors, perdiendo por 4 a 1.5 Una semana más tarde se juega el primer partido oficial, por la 6ª fecha enfrentando a Independiente con un resultado adverso de 1 a 0. El 6 de diciembre se produce el primer triunfo de Tigre en Victoria, venciendo a Ferro Carril Oeste por 2 a 0.

 

1937

Llega a la institución Juan Andrés Marvezzi,6 hasta hoy el máximo goleador de Tigre con 116 goles en 173 partidos entre los años 1937 y 1943.

 

1938

con pocas variantes en su plantel inició Tigre el torneo. En Victoria obtendría 20 puntos en 17 encuentros. En la 26ª fecha le ganó a Racing Club 2 a 1, cortando así una serie espectacular del equipo de Avellaneda, que había convertido 8 goles en cada uno de los tres compromisos anteriores.

 

1939

Una buena temporada de Tigre que sumó 30 puntos. Nuevamente la mejor victoria fue como local ante Racing Club por 2 a 0 con goles de Eibar Ríos y Aníbal Troncoso. Juan Andrés Marvezzi fue el goleador con 21 goles y se destacaron también Raimundo Sandoval, Aníbal Troncoso y Eusebio Videla. Tigre fue un gran proveedor de futbolistas para la Selección del país. Por disputarse una copa internacional, la AFA convocó 18 jugadores para los dos encuentros programados. Con más de dos jugadores, Tigre fue la institución que mayor cantidad de futbolistas aportara para la Selección Argentina.

 

1940

Algunos consideran que se formó el mejor equipo que tuvo el club. Esta era su formación habitual: José Monjo, Fernando Hazaña, Antenor Medina, Nicanor Kajel, Eusebio Videla, Santiago Oubiñas, Mario Tosoni, Raimundo Sandoval, Juan Andrés Marvezzi, Aníbal Troncoso y Miguel Careri. Como nota sobresaliente, 9 de los 11 habituales jugadores titulares, alguna vez habían lucido la casaca de la Selección Argentina.

 

1941

Tigre arrancó con todo y parecía cosa sería. Disputó palmo a palmo el campeonato en las primeras fechas frente a Racing Club, pero luego se fue cayendo y terminó el campeonato por la mitad de la tabla (noveno, entre 18 equipos). En este año también consigue su mayor goleada en Primera División, en la era profesional, a Rosario Central por 7-2.

El 12 de febrero hace su debut en la Selección Argentina de fútbol en el Sudamericano de Chile, enfrentando a la Selección de Perú. Cuatro días más tarde, en la segunda presentación, el conjunto nacional se impuso a su par ecuatoriano, derrotándolo por 6 a 1, convirtiendo Juan Andrés Marvezzi, cinco goles. Al finalizar el torneo la Selección Argentina se consagraría campeón y el delantero tigrense, el goleador del torneo.

 

1942

Juan Andrés Marvezzi es transferido a Racing Club de Avellaneda. Sin la efectividad de este delantero, el equipo hace una muy mala temporada y desciende deportivamente por primera vez en la historia. Curiosamente ese año militaban en la institución tres jugadores de la Selección Argentina: Raimundo Sandoval, Eusebio Videla y Mario Tosoni.

 

1943

El primer equipo no logra sobrepasar la frustración del año anterior y hace una campaña en la que alterna 15 triunfos, 14 derrotas y 5 empates. El campeón sería Vélez Sarsfield.

 

1944

Sale subcampeón de Segunda detrás de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Disputa 40 partidos de los cuales gana 26, empata 6 y pierde en 8.

 

1945

Se clasifica Campeón de Segunda División y vuelve al circuito privilegiado del fútbol.7 Es el segundo título de la historia y el primero bajo la presidencia de Mario Piotti. Se impone en 28 encuentros, empata 4 y pierde en 8 ocasiones; convierte 128 goles, con más de 3 goles de promedio por partido, y recibe 73.:

 

1946

Numerosas incorporaciones presentó Tigre al comienzo de este certamen. Entre las incorporaciones, la más importante fue la de Omar Higinio García, que luego fuera tricampeón con Racing Club, siendo un jugador fundamental. El caso más curioso lo protagonizó Fernando Rubio, quien integró el equipo superior en 20 cotejos jugando 6 de ellos como centrodelantero, 4 como marcador central derecho, 3 como volante derecho, 2 de marcador central izquierdo, 2 como marcador de punta izquierdo, 2 como volante central y 1 como volante por izquierda. Además, durante algunos minutos del partido por la segunda rueda con River Plate actuó de puntero izquierdo. Por otra parte en el partido Boca Juniors 5, Tigre 3, Rubio convirtió un gol con el pie descalzo, que fue validado por el árbitro Dottori.

 

1947

Después de estar durante casi todo el torneo en la última posición, Tigre se salvó del descenso en la fecha final, al ganarle a Huracán 3 a 1 con goles de Héctor Ingunza en dos oportunidades y Antonio Gómez; mientras que Atlanta, al perder con River Plate, quedó condenado a perder la categoría.

 

1948

 Bajo la presidencia de Guillermo Solveyra Casares se adquieren dos quintas en el Partido de Tigre. La Quinta Cobo y la Quinta Cibils Avellaneda, sitas en la calle Lavalle 668 y 676 respectivamente, donde se construiría la Sede Social de Tigre.

 

1950

Desciende por segunda vez en la historia.

 

1951

Este año transcurre con una irregular actuación ubicándose en la segunda mitad de la tabla. En 30 partidos, gana 12, empata 3, y pierde 15 acumulando 27 puntos. El campeón, Rosario Central, obtuvo 45 unidades.

 

1952

Mejorando el desempeño del campeonato anterior se clasifica subcampeón a 1 punto de Gimnasia y Esgrima de La Plata. En 34 partidos obtiene 21 triunfos, 8 empates y 5 derrotas, y la mejor efectividad del torneo señalando 93 goles. En este año consigue su mayor goleada en segunda división de la era profesional, 8-2 a Defensores de Belgrano.

 

1953

Se consagró campeón de Segunda y regresó a Primera División.8 Es el tercer título de la historia y segundo bajo la presidencia Mario Piotti. Con 50 puntos los mismos que la temporada anterior aventaja a Atlanta. Insólitamente obtiene los mismos triunfos, empates y derrotas que el año anterior y la delantera vuelve a ser la más efectiva del torneo con 87 tantos; también logra tener la valla menos vencida con 44 goles en contra.

 

1955

El primer equipo se clasifica 6º en el torneo de Primera División. Tigre produjo una notable actuación en la segunda rueda. La delantera de Tigre (Héctor de Bourgoing, Norberto Méndez, Luis Cesáreo, Eugenio Aguilar y Nicolás Gómez) fue la más goleadora de esa segunda rueda con 29 tantos (le siguió la famosa delantera de Independiente de Avellaneda conformada por Rodolfo Micheli, Carlos Cecconato, Carlos Lacasia, Ernesto Grillo y Osvaldo Cruz, con 28 goles), lo que originó que, en una nota de la época, escrita por el periodista Osvaldo Ardizzone para la revista “El Gráfico”, se nombrara por primera vez al conjunto de Victoria como “El Matador”. Luis Cesáreo Cesáreo fue el héroe de esa rueda, ya que marcó 6 goles decisivos (2 a San Lorenzo, 2 a Boca Juniors y 2 a Racing Club).

 

1956

Entre Enero y Marzo Tigre hace una de las mejores campañas hecha por un equipo argentino en América, donde enfrentó equipos, conjuntos y seleccionados. Sobre 25 partidos, gana 16, empata 6 y pierde solo 3; con 87 goles a favor y 37 en contra. Su mayor goleada fue 8-1 frente a la Selección de Haití, la cual es la mayor goleada de Tigre en toda su historia. Otros buenos resultados fueron: 7-1, 6-1 y 5-1 frente a la Selección de Jamaica, 6-0 frente a la Selección de Cali, 4-1 a Deportes Tolima, entre otros.

 

1958

Con motivo de la actuación de la Selección Argentina de fútbol en el mundial de Suecia, se produjo un largo receso en el torneo oficial, y se jugó un campeonato denominado “Copa Suecia”. Los equipos de Primera División fueron divididos en dos zonas, y Tigre cumplió una muy buena actuación, ganando 5 partidos, empatando 3 y perdiendo los 3 restantes. Al reanudarse el campeonato oficial, el equipo decayó, y el escaso promedio de años anteriores provocó el descenso.

 

1960

Sale subcampeón de Primera B con 44 puntos, escoltando a Los Andes, donde se produce la mejor campaña como visitante realizada por un equipo de Tigre. El equipo dirigido por René Pontoni logro 22 puntos en 17 partidos, con 7 triunfos, 8 empates y 2 derrotas.

 

1965

Un 24 de abril, debuta Néstor Hernandorena, uno de los más recordados arqueros de Tigre, en el partido frente a Arsenal de Sarandí, reemplazando a Cadars. El primer encuentro completo lo jugó a la semana siguiente enfrentando a Colón de Santa Fé. En total jugó 92 partidos entre 1965 y 1968.

 

1967

Sale subcampeón, perdiendo contra Defensores de Belgrano un partido desempate por el título. Finalmente logra ascender a Primera División por el reclasificatorio.

 

1969

Debuta Pedro Daniel Pellegata, el jugador que más veces vistió la camiseta del Club Atlético Tigre con un total de 362 partidos.

 

1970

Desciende a Primera C (hoy B Metropolitana), siendo este el peor capítulo de su historia.

 

1971

Se clasifica subcampeón y retorna después de menos de un año a la Primera B. El equipo estableció el récord de terminar sin goles en contra, 21 de los 42 partidos disputados. Pepe, el gran arquero de ese año logró mantener su arco invicto durante 906 minutos, estableciendo un récord por aquellos días.

 

1975

Se compra a Raúl de La Cruz Chaparro siendo el eje principal del brillante y recordado equipo. Con su juego deslumbrante, se ganó el cariño de los hinchas tigrense y, es hoy considerado uno de los máximos ídolos de la institución. Tigre estuvo cerca de obtener un lugar para el ascenso a Primera División.

 

1976

Asume como presidente Gerardo Antonio Vitale y como primera medida se decide formar un equipo que devuelva la imagen futbolística perdida. Otro aspecto positivo que comenzó a vislumbrarse fue el fuerte incremento de socios y, por ende la convocatoria de simpatizantes, que constituyera a Tigre en la entidad más taquillera de la división doblegando al campeón Club Atlético Lanús.

 

1979

El Matador realizó una excelente campaña, coronándose Campeón y logrando el ascenso a la Primera División. En ese año, y tras dos ruedas venció en 18 partidos, empató en 14 y solo perdió 2 encuentros, obteniendo 50 puntos. El director técnico de ese gran equipo fue Antonio Villamor, con la asesoría general deportiva de Juan Carlos “El Toto” Lorenzo. El equipo base que produjo ese campañón que dejaría al “Matador” de vuelta en Primera División era: Héctor Eduardo Pistone; Eduardo Sánchez, Juan Carlos Bravo, Pedro Daniel Pellegata y Raúl Alberto Giustozzi; Roberto Roque del Valle Carrizo, Miguel Ángel Ross y Óscar Meza; Hugo Aimetta, Salvador Pasini y Miguel Ángel Iannuzzi.

Como siempre Tigre movió multitudes: ese año se coronó ante 30.000 espectadores, en el último partido del campeonato, en el “Coliseo de Victoria”, en el que consiguió el empate que le hacía falta para lograr el título: fue 1-1 contra Almirante Brown (gol de Roberto Carrizo, de penal) con lo que consiguió la mínima pero definitiva ventaja de un punto por sobre el subcampeón, Sportivo Italiano. Una curiosidad de ese año: estando Tigre en la B, vendió más entradas que Racing Club, San Lorenzo e Independiente, en Primera División.

 

1980

Después de una magra campaña, vuelve a la Primera B, logrando algunos pocos resultados interesantes como el triunfo ante Boca Juniors por 2 a 0 en el viejo estadio de Chacarita Juniors, en San Martín, con goles de Miguel Ángel Ross y Orlando Medina; a Vélez Sarsfield en Liniers por 3 a 2 con goles de Edgardo Luis Paruzzo. Otro hecho para destacar fue la convocatoria que tuvo el equipo durante la primera rueda, donde a pesar de los resultados se mantuvo en los primeros puestos en la tabla de recaudaciones.

 

1982

Se produce un hecho inédito hasta esos momentos en la historia del fútbol argentino. Un grande, Club Atlético San Lorenzo de Almagro, desciende a Primera B y realiza una campaña espectacular con una convocatoria para el asombro. Sin embargo, no puede con Tigre en ninguno de los dos encuentros, que terminan igualados y además en el primero de ellos, jugado el sábado 30 de marzo en River Plate, se produce el récord de entradas vendidas históricamente en un partido del ascenso; 46.059. Al estadio concurren más de 70.000 personas.

 

1983

Otro equipo protagoniza una de las mejores campañas en la historia del Club. Con Walter Fiori como abanderado y figura excluyente del torneo, Tigre encabeza la tabla de posiciones durante la mayor parte de la temporada. En la segunda rueda y luego de una lesión de Walter, el equipo pierde la punta y en consecuencia el ascenso directo que queda en manos de Club Atlético Atlanta, aventajando a Tigre por dos puntos. La campaña marca 20 triunfos, 10 empates y 12 derrotas. En el Reducido por el segundo ascenso, Tigre enfrenta a Chacarita Juniors y en definición por penales, luego de empatar los partidos correspondientes, los de San Martín consiguen la clasificación y más tarde el ascenso. Ese año surge otra de las figuras de nuestro fútbol, Norberto Ortega Sánchez, que luego continuaría su carrera en San Lorenzo de Almagro y en Coquimbo Unido de Chile.

 

1984

Otro grande, Racing Club de Avellaneda pasa por la divisional. Y en dos años se enfrentan en 4 ocasiones. Ganan un encuentro cada uno, y empatan en dos ocasiones. Luego de la frustración sufrida el año anterior el equipo realiza una discreta campaña donde se mantiene a mitad de tabla. De todas formas logra clasificar para el Torneo Reducido, pero es eliminado en la primera fase. Deportivo Español es el campeón de la temporada y Gimnasia y Esgrima de La Plata logra el segundo ascenso, derrotando a Racing Club en la final.

 

1986

Ante una modificación en las estructuras de los campeonatos organizados por la AFA en la que se emplea el calendario europeo y la creación de una nueva división que convoca a los equipos del Interior al círculo de la AFA, se realiza un torneo denominado Apertura que clasificaría a 10 equipos de la Primera B a participar del nuevo Torneo Nacional B (luego, se instalaría definitivamente como la segunda categoría del fútbol de AFA, denominándose “Torneo Nacional B”). Tigre clasifica primero en su Zona y logra el derecho a participar por un ascenso a Primera División, pero es postergado nuevamente en la Primera Fase luego de dos partidos frente a Sportivo Italiano, que más tarde sería el que logre el ascenso derrotando en la final a Club Atlético Huracán, que debía, en consecuencia, bajar de categoría.

 

1988

Luego de un par de campañas discretas en este nuevo y difícil torneo Nacional, Tigre realiza una muy buena temporada y logra clasificarse para el reducido por el segundo ascenso a Primera División, donde nuevamente es eliminado en la primera fase por San Martín de Tucumán, que luego lograría el ascenso. Por malos manejos financieros se pierde la Sede Social de la calle Lavalle, en Tigre, uno de los patrimonios más importantes del Club.

 

1991

Desciende a la Primera B Metropolitana, por primera vez desde la escisión de 1986, después de caer, 3-0, con Central Córdoba (SdE) en un partido desempate jugado en cancha de Unión de Santa Fe.

 

1994

Se consagra campeón del Torneo Clausura de Primera B bajo la conducción de Mario Rizzi, aventajando en un punto a Chacarita Juniors, campeón del Torneo Apertura. Esta campaña se caracterizó por el buen juego y la contundencia demostrada al cabo de los diecisiete partidos de los cuales ganó 10, empató 6 y perdió el restante. La obtención de ese torneo le dio la posibilidad de jugar dos finales con Chacarita Juniors, en cancha de River Plate. Después de polémicos arbitrajes en ambos partidos (especialmente en el segundo), Chacarita Jrs. ganó el pleito (triunfó en ambos partidos por el mismo marcador, 1-0) y obtuvo el ascenso al Nacional B, pasando Tigre a disputar el segundo ascenso en un Octogonal, del que volvió a quedar eliminado, esta vez por penales, frente a Los Andes.

 

1995

Después de la negación del año anterior, bajo la conducción técnica de Juan Carlos Kerle se consigue el ascenso al Nacional B, tras la obtención del Torneo Reducido. Luego de no sacarse ventaja al cabo de las dos finales con Argentino de Rosario –ambos encuentros finalizaron 0 a 0–, se debe jugar un partido de desempate; un sorteo determinó que sea nuevamente el estadio de Rosario Central el escenario para el partido decisivo. Tigre se impuso por 2 a 1 con goles de Cristian Fernández y Jorge Caballero, apoyado por una multitud de 15.000 simpatizantes que se acercó desde Victoria. Bajo la conducción técnica de Juan Carlos “El Nene” Kerle, el equipo de la final alineó a: Daniel Cirrincione; Luis Escobedo, Maximiliano Pizzarulli, Olavarriaga y Mauricio Di Benedetto; Sebastián Carrizo, Jorge Caballero y Marcos Martín Herschell; Mettini, Enrique Sánchez y Cristian Fernández. También jugaron durante el año: Caputo, Julio Ricardo Pereyra, Adrián Enrique Arana, Castillo, Óscar Diego Monje, Joaquín Pratti y L. González.

 

1996

Luego de un campeonato en el que no se logró conformar un equipo acorde a las exigencias del torneo, no se logra mantener la categoría y nuevamente se produce el descenso a Primera B. Los resultados más salientes de esta campaña fueron los triunfos conseguidos frente a Nueva Chicago en Victoria por 6 a 3 y frente a Chacarita en San Martín por 4 a 2.

 

1998

Con Alberto Pascutti como director técnico y tras dos temporadas, asciende al Nacional B al ganar el Reducido por la segunda plaza. En el camino a la final pasaron Argentino de Quilmes y Defensores de Belgrano. Nuevamente hubo que definir con Argentino de Rosario de visitante pero, con goles de Ezequiel Carlos Maggiolo y Luis Darío Pérez, Tigre volvió a repetir la historia de tres años atrás.

 

1999

Después de un comienzo incierto en cuanto a resultados y con la misma base que logró el ascenso (con Agustín Belmonte como técnico, luego de la renuncia de Alberto Pascutti, el DT que había logrado el ascenso), se logra mantener cómodamente la categoría y clasificar para el Torneo Reducido por el segundo ascenso a Primera División. Luego de eliminar en partidos de ida y vuelta a San Miguel y a Atlético Tucumán, se generó la expectativa, después de algunos años, de pelear por el retorno a Primera División pero, en la fase siguiente, el conjunto de San Martín logró la clasificación por mejor ubicación en la tabla.

 

 2004

Se renueva la apuesta por Ricardo Caruso Lombardi, quien había asumido la temporada anterior con el objetivo de engrosar el Promedio. Esta vez, con un equipo conformado por jugadores que él mismo seleccionó (y en muchos casos descubrió), Tigre se propone volver a ser protagonista.

En los primeros partidos, con muy buenas actuaciones –como la goleada 4 a 0 ante All Boys– el equipo se acomodó en los primeros puestos y la gente comenzó a ilusionarse. La campaña del equipo fue excepcional con triunfos importantes en distintas canchas, y haciéndose fuerte en Victoria. Un hecho destacable de esa campaña fue el primer gol de un arquero en la historia del club: ese hecho sucedió en la cancha de Ferro Carril Oeste en el partido contra Atlanta. Lo ejecutó Cristian Campestrini y rubricó el 3-0 con que finalizó el partido. El sábado 27 de noviembre de 2004 Tigre le gana a su clásico rival, el Club Platense, en el Estadio Ciudad de Vicente López por 2 a 0 con goles de Carlos Ariel Luna y Eugenio Peralta Cabrera, estira la ventaja a la definitiva distancia de 4 puntos y se consagra campeón del Torneo Apertura.10 Finalmente, la popular visitante estuvo colmada por una multitud de más de 8.000 personas. La fiesta interminable siguió con miles de almas festejando en el Puente Saavedra y la posterior caravana hasta Victoria. Otros tantos miles, se volvieron colmando los dos trenes que TBA había puesto a disposición de la gente visitante.

 

2005

No sólo repite sino que mejora de forma sustancial la campaña del torneo anterior.11 Con pocos cambios en el plantel, el equipo base se mantiene y consigue conservar su nivel y ampliar la ventaja sobre los demás equipos, hasta el punto de consagrarse campeón del Torneo Clausura 2005 de forma invicta. A tres fechas del final, Tigre podía consagrarse campeón con sólo un punto, o si su escolta más cercano, Platense, no ganaba alguno de los partidos que quedaban. El martes 14 de mayo, el Calamar iguala como local ante Temperley, 0-0, consagrando a Tigre sin jugar. Al día siguiente, miércoles, el ahora Bicampeón de la categoría, acompañado por una multitud que provocó una caravana de varios kilómetros en la Avenida General Paz, consigue un agónico empate 3 a 3 (con dos goles de Carlos Ariel Luna en los últimos 15 segundos de partido) en la última jugada de un vibrante encuentro ante Los Andes en Lomas de Zamora, y así logra mantener su invicto. Con este logro, al consagrarse en ambos torneos, Tigre consigue el ascenso directo al Nacional “B”, con el condimento de que en la penúltima fecha vuelve a vencer a Platense, participando de esa forma del “festejo” del Centenario de su clásico rival.

En toda la temporada cosecha un total de 93 puntos sobre 120 (77,50% de eficacia, récord absoluto del fútbol argentino en toda su historia, relegando a la segunda posición al Calamar con 20 unidades menos. El equipo titular que se consagra Bicampeón, conducido por Ricardo Caruso Lombardi, es: Cristian Ariel Campestrini; Luciano Krikorian (o Pablo Nieva), Gonzalo Fernando González y Juan Carlo Blengio; Daniel Alejandro Correa (o Martín Ariel Galmarini), Diego Rafael Castaño (o Pablo de Muner), Daniel Alejandro Muñoz (o Óscar Milton Alsina) y Nicolás Ezequiel Torres (o Matías Alejandro Giménez); Gustavo César Sever (o Facundo Annuar Lemmo); Carlos Ariel Luna y Eugenio Else Peralta Cabrera (o Héber Alberto Arriola).

 

2006

A finales del año finalizó el contrato de Caruso Lombardi, y éste acordó su incorporación a Argentinos Juniors, por recomendación de Diego Armando Maradona. Diego Cagna asumió director técnico del plantel de fútbol profesional del Club Atlético Tigre, con el que tuvo su primera experiencia como entrenador. No empezó de la mejor manera, debutó en San Juan ante San Martín (Gano el verdinegro 4 a 2), pero logró plasmar todo su conocimiento y consiguió del equipo el juego que pretendía. Tanto fue así que estuvo 13 partidos sin perder durante el campeonato, logrando una cómoda clasificación para el Torneo Reducido, pese a haber caído en Córdoba, ante Instituto, por 1-0, en la última fecha de la fase regular. En el Torneo Apertura 2006, Tigre finaliza 3º con 35 puntos, a 5 del campeón, cosechando 10 victorias, 5 empates y 4 derrotas. En el Clausura 2007, que también consagró a Olimpo, Tigre consigue la 6ª ubicación, con 8 victorias, 8 empates y 3 derrotas. Con 67 puntos Tigre se posiciona 5º en la tabla general y clasifica al Torneo Reducido por un lugar en Primera División, junto a Atlético de Rafaela, Platense y Chacarita Juniors.

En la primera fase del mismo, Tigre deja en el camino a Chacarita Juniors gracias a la ventaja deportiva, tras caer por 3 a 2 en cancha de Lanús y venciendo en Victoria en los últimos minutos por 1 a 0. En la fase siguiente, Tigre visita a Platense –que venía de dejar en el camino a Atletico de Rafaela– en Vicente López e iguala 0-0, triunfando en Victoria por 2-0. Tigre obtiene así, el Torneo Reducido de la B Nacional y accede al derecho a dirimir una plaza en la Primera División ante un rival de la categoría superior: Nueva Chicago. Luego de la primera victoria 1 a 0 como local en el Coliseo de Victoria, que pareció casi siempre poner la idea de llegar a primera, el 25 de junio de 2007 los jugadores consiguieron un histórico resultado de 2 a 1 como visitante en el República de Mataderos, para que de esa forma El Matador de Victoria regresa a la máxima categoría del fútbol argentino, después de 27 años, repitiendo la hazaña del equipo de 1979.

El primer partido se disputa en Victoria un jueves, ante más de 25.000 personas. Tigre triunfa 1 a 0 con un golazo de chilena de Leandro Lázzaro. La revancha se juega el lunes siguiente en Mataderos. Tigre triunfa 2 a 1 y, ya en tiempo adicional, cuando Martín Morel se disponía a rematar un penal que le había cometido Carlos Navarro Montoya, la parcialidad local invade el campo de juego provocando serios incidentes al agredir a la tribuna donde se encontraba la gente de Tigre. Tristemente, los hechos se generalizaron a la salida del estadio República de Mataderos y, como terrible consecuencia de ello, se debió lamentar la muerte del simpatizante tigrense Marcelo Cejas.

El equipo titular que obtiene el Torneo Reducido y vence en la Promoción a Nueva Chicago forma con Daniel Islas; Santiago Morero, Alexis Ferrero y Juan Carlos Blengio; Martín Galmarini, Diego Castaño, Román Martínez y Nicolás Torres; Lucas Wilchez; Leandro Lázzaro y Juan Pablo Pereyra (o Luis Salmerón).

 

2007

 Además del debut-retorno del Club a Primera División, también se produce el estreno de Diego Cagna como DT de la categoría élite. Su primer partido fue el 4 de agosto, correspondiente al Torneo Apertura 2007, frente al Club de Gimnasia y Esgrima La Plata consiguiendo un resultado a favor de 1-0 (gol de Martín Galmarini), en el Estadio Ciudad de La Plata, donde el “Tripero” hizo las veces de local.

El equipo del Matador golea al River Plate de Daniel Passarella por 4 a 1. El 22 de septiembre de 2007, Tigre recibió al conjunto millonario, en un colmado estadio “Matador”, con más de 26.000 tigrenses. Los goles fueron de Román Martínez, Matías Giménez (con la mano) y dos de Néstor Ayala; para River, Marco Rubén ponía un 1-3 parcial. El equipo de aquella soleada mañana: Daniel Islas; Alexis Ferrero, Santiago Morero, Juan Carlos Blengio; Martín Galmarini, Diego Castaño, Román Martínez, Martín Morel; Néstor Ayala; Guillermo Suárez y Leandro Lázzaro.

En su siguiente partido jugado en Victoria, reafirma su antigua condición de sombra oscura de Racing Club, al vencer al conjunto de Avellaneda por 3 a 2 con goles de Leandro Lázzaro, Néstor Ayala y Guillermo Suárez.

El domingo 11 de noviembre Tigre golea a San Martín de San Juan por 3-0 con un golazo de Román Martínez, con dos paredes incluidas, y un doblete de uno de los grandes goleadores de Tigre de ese campeonato, el paraguayo Néstor Ayala.

 

El miércoles 28 de noviembre Tigre recibía a Boca Juniors y, venciéndolo 2-1 con goles de Martín Palermo (BJ), en la primera etapa, y Leandro Lázzaro (T) y Martín Morel (T), en el complemento, lo dejó sin chances de que ganara el torneo Apertura 2007, oportunidad que sólo quedaba para Tigre y Lanús (que, finalmente, obtendría el título). Tigre, en el Torneo Apertura 2007, termina Subcampeón, superando la mejor campaña que había producido Tigre en la historia de la Primera División del fútbol argentino (en 1955). En este Apertura 2007 Tigre logró 34 puntos, cuatro por debajo de la institución “granate”.

 

2008

Por el Torneo Apertura 2008, Tigre estuvo a un solo gol de consagrarse campeón, finalmente alcanzó nuevamente el subcampeonato. En el transcurso del torneo, ganó 12 partidos, empató 3 y perdió los 4 restantes. Finalizó el campeonato con un total de 39 puntos, 33 goles a favor y 21 goles en su contra. Igualado en la primera posición junto con San Lorenzo y Boca Juniors, quienes formaron parte de un triangular desempate.

 En la primera fecha el Club Atlético Tigre viajó al Nuevo Gasómetro para enfrentar a San Lorenzo. Tigre comenzó el torneo con el pie derecho venciendo en un ajustado encuentro al “Ciclón” con un gol de Jonathan Blanco. Tras un buen arranque, el “Matador” recibió en su estadio a Arsenal de Sarandí. Los dirigidos por Diego Cagna, se impusieron por 2-1. Para Tigre, marcó Diego Castaño (2). La tercera fecha, tuvo como protagonistas a Vélez Sarsfield y a Tigre, quienes en un regular partido igualaron 1-1 (gol de Matías Giménez) en el estadio José Amalfitani. El primer traspié de los de Victoria fue en la cuarta fecha del Apertura, tras ser derrotados por San Martín de Tucumán por 2-1, descontó en Tigre, Martín Morel.

 Por la quinta fecha, en Avellaneda se midieron Racing Club y Tigre quienes sentenciaron un 0-0 final. Los de Cagna afilaron la puntería y golearon 3-1 a Gimnasia Esgrima de La Plata en la fecha siguiente. Para el “Matador” marcaron Martín Morel (2) y Blanco. Los de Victoria dieron el batacazo cuando en la séptima fecha vencieron como visitantes a Boca Juniors en la “Bombonera” por 3-2. En Tigre marcaron Martín Morel (2) y Carlos Luna. Tras lograr un excelente resultado tanto futbolístico como anímico, Tigre recibió en su casa a Gimnasia de Jujuy y lo derrotó por la mínima. Con un gol de Martín Morel, figura del “Matador” en el Apertura 2008, Tigre se cargó a los jujeños por 1-0. La novena fecha se jugó en el Parque de la Independencia donde se midieron Newell’s y Tigre. Finalmente, la “Lepra” se impuso por 2-0 ante los dirigidos por Cagna en un partido que fue entretenido por momentos.

 El “Matador”, para ese entonces, se mostraba inestable, ya que todavía, no lograba desplegar su mejor juego dentro de la cancha. Sin embargo, en la décima fecha, Tigre se iluminó y venció con claridad a Lanús con un contundente 3-0. Por la onceava fecha del Apertura, se vieron las caras Huracán y Tigre con resultado favorable para los de Victoria. En un entretenido partido, los de Cagna vencieron por 3-0 al “Globo”. Marcaron Martín Morel, Matías Giménez y Leonel Altobelli. Tras la goleada como visitante, Tigre se enfrentó como local ante Independiente y lo venció por la mínima con un gol de El “Chino” Luna sobre la hora. La decimotercera fecha se disputó en el estadio Diego Armando Maradona con victoria para Argentinos Juniors por 2-0.

 Los de Cagna intentaron vencer a Colón de Santa Fé para así poder ubicarse dentro de los punteros pero no lo lograron. Un empate resultó del encuentro que ambos equipos disputaron en Santa Fe. Por la decimoquinta fecha se enfrentaron Tigre y Godoy Cruz de Mendoza. En un regular encuentro, el “Matador” se impuso por 2-0 con dos goles de su enganche y principal figura, Martín Morel. Estudiantes de La Plata se encargó de ponerle una traba más a la inminente escalada de los de Victoria cuando lo venció por 3-1 en el estadio Único de La Plata. Descontó para Tigre, Carlos Luna. A pesar del mal resultado obtenido en la fecha anterior en Victoria, la palabra resignación no existió. Quedó demostrado cuando en la siguiente fecha, Tigre vapuleó por 3-1 a River Plate

 La penúltima fecha ubicó a Tigre entre los tres mejores del campeonato y amago con definir el Apertura en la última fecha luego de que los dirigidos por Cagna, vencieran, como visitantes, a Rosario Central por 3-2. Tras ir perdiendo por 0-2, Tigre supo darlo vuelta en un partidazo con goles del histórico “Chino” Luna y de Leandro Lázzaro. La última fecha fue vibrante para los tres de arriba (San Lorenzo, Tigre y Boca Juniors), debido a que entre ellos podía estar el próximo campeón del torneo Apertura 2008. Tigre en la decimonovena fecha venció ante más de 30.000 personas por la mínima a Banfield, con gol de Martín Morel. Tuvo como gran figura a Daniel Islas, siendo el partido donde más gente del Club Atlético Tigre concurrió a su estadio desde el regreso a la elite del Fútbol Argentino en 2007. Pero no le alcanzó para consagrarse campeón y debió esperar a que se sorteen los partidos para el desempate.

 Tras la designación realizada por la AFA, el “Matador” debió enfrentarse primero frente a San Lorenzo para luego definir con Boca Juniors. En el primer partido correspondiente al triangular definitorio, los dirigidos por Diego Cagna fueron vencidos por por 2-1. El gol de Tigre fue marcado por Leandro Lazzaro. Boca venció por 3-1 a San Lorenzo y Tigre debió definir frente a los Xeneizes. En el último partido del triangular, Tigre venció por 1-0 a Boca Juniors, pero esto no fue suficiente, ya que Boca se consagró campeón por tener mejor diferencia de gol.

 

2009

 Para el Torneo Clausura 2009 el club vuelve a tener otra regular campaña pero cabe destacar que consigue ingresar por primera vez a un torneo oficial internacional como lo es la Copa Sudamericana en la que debutará contra San Lorenzo de Almagro y en la que quedaría eliminado en esa instancia, aunque eso haría felices a los hinchas del Matador, ya que cumplieron el sueño de jugar un torneo Internacional pese a haber jugado en el Bajo Flores, como muy lejos.

 El comienzo del Torneo Apertura 2009 comenzó de la mejor manera, derrotando a Chacarita Juniors uno de sus máximo rival, en el estadio de Vélez Sarsfield por 2 tantos contra 1. Pero luego el conjunto de Victoria obtuvo muchas derrotas consecutivas y realizó la peor cosecha de puntos en un torneo corto en su historia en Primera División.

 

2010

Después de la partida de Diego Cagna en 2010, la dirigencia, intentando seguir con el proyecto iniciado en 2003, solicitó nuevamente los servicios de Ricardo Caruso Lombardi. De esta manera, comenzó el segundo ciclo del entrenador al frente del primer equipo del club. Sin embargo, no se logró el objetivo de obtener 25 puntos en el Clausura, aunque terminaron muy cerca, con 24 puntos. En la última fecha del torneo, Tigre venció a River Plate por 5-1 en el Monumental, una goleada sin precedentes para el conjunto de Victoria.

 Para el Torneo Apertura 2010, Caruso Lombardi decidió hacer una gran “limpieza” en el plantel confeccionado por Cagna. Continuaron los históricos Diego Castaño, Daniel Islas, Luis Ardente, y regresaron Martín Galmarini, Juan Carlos Blengio y Román Martínez. Tigre realizó otra campaña aceptable, terminando una vez más decimoprimero con 25 puntos. Sin embargo, debido su gran exposición mediática, sus cruces con hinchadas y árbitros, y, por último, una acusación del futbolista Juan Camilo Angulo de que Caruso Lombardi le habría reclamado a su representante que le pagara para poner al jugador como titular, la dirigencia de Tigre decidió no renovar el contrato del entrenador.12 Su reemplazante fue Rodolfo Arruabarrena.

 

2011/2012

Otro subcampeonato y salvación histórica

Durante la temporada 2011-2012 Tigre se complicaba con el promedio, producto de los 8 puntos que había obtenido durante el Apertura 2009 y arrancaba último, sólo delante de los recién ascendidos Belgrano de Córdoba, Unión de Santa Fe, San Martín de San Juan y Atlético de Rafaela. La dirigencia y el cuerpo técnico sabía que se jugaban una parada muy difícil, sobre todo tras la ida del delantero y goleador Denis Stracqualursi al Everton Football Club de Inglaterra. El plantel se propuso sacar un aproximado de 30 puntos durante el Apertura 2011, de los cuales sacó 27, y para el Clausura 2012 el objetivo era sacar la cantidad máxima de puntos posibles. A pesar de comenzar muy bien el torneo y llegar invicto hasta la fecha 7 (donde perdió una seguidilla de 3 partidos contra Arsenal de Sarandí, Argentinos Juniors y All Boys, los ascendidos realizaban muy buenas campañas y complicaban la situación de aquellos que dividían por 2 ó 3 temporadas (el mismo Tigre, Banfield y San Lorenzo de Almagro entre otros). El momento clave fue el partido ante Boca Juniors en la fecha 10, donde Tigre lo superó como local por 2 a 1 y a partir de allí cosechó 5 victorias (4 de local) y 4 empates (3 de visitante), varias ante rivales directos por los promedios, lo cual lo posicionó como serio candidato al título. Luego de la victoria sobre Vélez Sarsfield por 1 a 0 en la anteúltima fecha del Clausura 2012, Tigre quedó puntero del campeonato junto a Arsenal de Sarandí faltando sólo una fecha para que culminara el torneo; al mismo tiempo, gracias a esa victoria, Tigre se salvó definitivamente del descenso directo que lo acechó durante casi un año y del que prácticamente no había salido en toda la temporada, pero aún no tenía asegurada su permanencia en Primera División debido a que el triunfo de Atlético de Rafaela lo dejaba nuevamente con chances de caer en promoción si se daban algunos resultados.

Peleando en ambos frentes Tigre salió a jugar su último partido del campeonato ante Independiente de Avellaneda, y contaba con la oportunidad de ganar y jugar un partido por el título contra Arsenal y al mismo tiempo salvarse de la promoción. Además, como se dio la casualidad de que todos los resultados influían de alguna manera en el destino de otros equipos, todos los partidos que definían campeonato y descenso se jugaron el mismo día y a la misma hora. Finalmente Tigre empató 2 a 2 y con la victoria de San Lorenzo de Almagro ante San Martín de San Juan pudo lograr la tan ansiada permanencia en la categoría, aunque Arsenal ganó su partido y se coronó campeón dejándolo sin la chance de pelear por el campeonato. La temporada de Tigre 2011-2012 deja números inéditos para el fútbol argentino, como haberle descontado unos impresionantes 40 puntos a Banfield (descendido directamente) y 18 a San Lorenzo de Almagro en 38 fechas; una contundente racha de 10 partidos sin perder, y además, su delantero Carlos Luna fue el máximo artillero del torneo con 12 goles. Sin dudas, una temporada que dejará huella en su institución.

Finalista Copa Bridgestone Sudamericana 2012

 Debido al muy buen año que tuvo el club durante la temporada 2011/12 (que incluyó un Subcampeonato y una salvación histórica del descenso), Tigre se clasifica a la Copa Sudamericana por segunda vez en su historia (la anterior había sido en la edición del 2009).

 El objetivo principal del equipo era mejorar la actuación anterior, en la cual no se pudo superar la segunda ronda al caer con San Lorenzo de Almagro por gol de visitante, tras igualar 2-2 en el global (hay que aclarar, que tanto los clubes argentinos y brasileros comienzan automáticamente en la segunda ronda). Tigre no tuvo un buen comienzo en el Torneo Inicial, por lo que en la primer llave a disputar se alternaron en las formaciones, tanto titulares como suplentes. El rival a vencer en 16avos de final, era Argentinos Juniors (los equipos argentinos y brasileros, al clasificar directamente a segunda ronda, se enfrentan entre si) y poseía la ventaja de definir la serie en su estadio.

 El 16 de agosto comenzó el torneo para el club de Victoria, al enfrentar en La Paternal al “Bicho”. El partido se jugo bajo una lluvia que complicó el trámite del juego, ya que la rapidez del campo de juego hizo que ninguno se sintiera cómodo y no pudiera dominar territorialmente al otro. Aunque hubo algunas situaciones de gol para abrir el marcador, los primeros 45 minutos terminaron en cero. Pero a los 6 minutos del complemento, Tigre, que no había generado mucho en ataque, encontró en un remate de Diego Ferreira el gol que le daba la ventaja y que lo dejaba en una situación cómoda, debido al gol de visitante logrado. Pero 10 minutos después, Argentinos Juniors, que había comenzado a presionar más, obtuvo el empate gracias a un tiro libre del delantero Leonel Núñez que se desvió en Lucas Orbán. Ese empate era lo más justo, ya que ninguno pudo hacerse dominador del juego en ningún aspecto. Y así siguieron durante el resto del partido, hasta que en el minuto 46, un centro aislado terminó en la cabeza de Diego Ferreira, y la pelota se metió por encima del arquero, decretando el 2-1 que dejaba muy bien parado al equipo dirigido por Rodolfo Arruabarrena. Dos semanas después, el 30 de agosto, volvían a verse las caras, pero esta vez en el estadio de Tigre. El local necesitaba una victoria o un empate, o incluso una derrota 0-1 para clasificar a octavos de final. Y manejo el partido con esa tranquilidad que le brindaba el resultado, sumado a la efectividad en el arco rival, porque sin generar mucho, pudo convertir dos goles en los últimos 10 minutos del primer tiempo (Diego Ftacla y Gastón Díaz). Con esta ventaja (que obligaba a Argentinos Juniors a convertir tres goles para clasificar), Tigre jugo el segundo tiempo muy tranquilo, dominando su territorio y aguantando los tibios ataques del visitante. De todas formas, a 9 minutos del final del partido, el delantero Pablo Hernández le dio un poco de suspenso al partido, al convertir el 1-2 para su equipo. Pero no iba a alcanzar, ya que en dos contragolpes magníficos (ambos en el tiempo agregado), Tigre convirtió dos goles más (Emmanuel Pío y Martín Galmarini, los autores), liquidando el pleito y accediendo por primera vez en su historia, a octavos de final de una copa internacional. Además, este logro le permitiría disputar su primer partido oficial fuera del país.

 El 25 de septiembre, Tigre debía enfrentar al Deportivo Quito como visitante, en medio de cuestionamientos a la actuación del equipo en el torneo local, ya que todavía no había ganado en lo que iba de competencia. Esto hacia que el DT Rodolfo Arruabarrena, necesitara una victoria para aliviar la situación. El partido, a pesar de la lluvia y la altura de Quito que condicionaban al visitante, fue parejo. Muy luchado en mitad de cancha, y con pocas llegadas. Esto beneficiaba a Tigre, ya que un empate no era mal resultado de cara a la vuelta. Pero a los 7 minutos del segundo tiempo, un remate de media distancia de Juan Gonzalo Lorca, abrió el marcador y obligó a Tigre a abrirse y a buscar al partido. Esto provocó que en un contragolpe, Mauro Vila convirtiera el segundo a cinco minutos del final. El 0-2 en contra era remontable. La vuelta se jugaría un mes después y había mucha fe en el equipo. Pero los malos resultados en el torneo local, hicieron que el “Vasco” Rodolfo Arruabarrena renunciara a pocos días del partido contra los ecuatorianos. En su lugar asumió Néstor Gorosito, e hizo su debut la noche del 25 de octubre, el día de la revancha. Haciendo valer su localía, Tigre salió a comerse al rival, y con esa actitud, tardó apenas diez minutos en ponerse en ventaja con un gol de Ezequiel Maggiolo. Pero esa presión sobre el rival, iba a calmarse y el resultado no iba a modificarse por un largo rato. El equipo ecuatoriano, se refugiaba en su propio campo, pero en el minuto 32 del segundo tiempo, un centro hacia el área ecuatoriana, derivó en un penal sobre Mariano Echeverría, que Gastón Díaz cambió por gol. Esto igualaba la serie, con destino de penales. Pero Tigre en los cinco minutos, encontró dos goles más (Alejandro Donatti a los 40 y Rubén Botta a los 43), sentenciando la serie y metiendo al club en cuartos de final, de manera histórica.

 Si el pasaje a cuartos de final fue histórico, lo que vendría seria épico. El rival de turno sería el poderoso equipo paraguayo Cerro Porteño, que venía de una racha de cinco triunfos consecutivos en Copa, más los del torneo local. Y sumado a que Tigre seguía sin sumar de a tres en lo que iba de la liga argentina, hacían que el equipo guaraní fuera tomado como favorito. Y esto se vio reflejado en el partido de ida, jugado el 1 de noviembre en Asunción. Al minuto de juego, Roberto Nanni aprovechó un error de la defensa de Tigre y convirtió el primer tanto del partido. A partir de ese momento, el desarrollo era propio de un encuentro sin goles, ya que ambos defendían lo suyo. Y si bien, el equipo dirigido por Jorge Fossati fue un poco más, el resultado no se modificó y Tigre no quedó tan disconforme con esa derrota, ya que se podía dar vuelta sin problemas en Victoria. El 8 de noviembre se vivió una fiesta en el Coliseo de Victoria, ya que “el Matador” estaba a noventa minutos de conseguir una clasificación histórica para el club, y solo necesitaba ganar por dos goles. Ni bien comenzó el partido, Tigre salió con la misma actitud que salió contra los ecuatorianos. Tuvo algunas situaciones para ponerse en ventaja en los primeros minutos. Pero recién cuando el reloj marcaba 18 minutos, Mariano Echeverría conectó un centro y con un cabezazo cruzado, puso el 1-0 que igualaba la serie. A partir de ese momento, el partido se hizo de ida y vuelta, pero con más profundidad del conjunto visitante que tuvo, tres situaciones claras de gol, pero que no pudo concretar. Y cuando parecía que el primer tiempo terminaba con un solo gol, un contragolpe de Federico Santander, tras un córner de Cerro Porteño, terminó en los pies de Rubén Botta que definió cruzado al ángulo izquierdo, para dar vuelta el marcador global y, por el momento, clasificar a Tigre. Ni bien comenzó el complemento, el partido tuvo que detenerse durante 23 minutos por falta de luz. Y en la reanudación, cuando iban 6 minutos, un centro desde la izquierda de Rubén Botta, encontró la cabeza de Federico Santander, que puso el 3-0 que parecía liquidar la serie, ya que Cerro tenía que convertir, mínimo, dos goles para clasificar. Y durante diez minutos el partido se desarrolló en una “meseta” futbolística, sin llegadas claras ni vértigo. Pero a los 11, apareció Santiago Salcedo para conectar un centro, y de cabeza descontar para el conjunto paraguayo, que se ponía a un solo gol de la clasificación a semifinales. Y cuando tan solo un rato antes parecía una utopía, un gran tiro libre al ángulo de Jonathan Fabbro, empataba la serie 3-3, y por el gol de visitante, clasificaba a la siguiente ronda. Tigre estaba obligado a marcar al menos un gol más, y lo consiguió tras una doble intervención de Alejandro Donatti, tras un centro de Gastón Díaz, desatando la locura en el estadio. Luego, llegarían diez minutos de máxima tensión, ya que Tigre se quedaría con un jugador menos (expulsado Botta), y porque un gol de Cerro, dejaba afuera de la copa al local. Pero eso nunca pasó, y Tigre siguió agregando páginas gloriosas a su historia, y se metió en semifinales donde enfrentó al club colombiano Millonarios F.C. el cual cuenta con 13 estrellas y que en un vibrante partido logró avanzar a semifinales derrotando al equipo brasileño Gremio.

 Luego de haber vencido a Cerro Porteño en cuartos de final y haber avanzado a la semifinal, el club tuvo el honor de llegar a una final de un torneo internacional luego de haber derrotado gracias al gol visitante a Millonarios de Bogotá (1-1 con gol de Mariano Echeverría), la gran final de la otra mitad de la gloria en la Copa Sudamericana fue entre Tigre y São Paulo que llegó a la final luego de haber derrotado a Universidad Católica. El partido de ida se jugó en la mítica cancha de Boca Juniors, ya que el estadio de Tigre no contaba con la capacidad mínima para albergar una final. Ante unas impresionante 40.000 personas que se cruzaron toda una ciudad, Tigre empató sin goles en un partido sin muchas emociones, pero con bajas sensibles en ambos conjuntos, ya que Alejandro Donatti y Luis Fabiano se fueron expulsados y no pudieron estar en el encuentro definitorio. El partido de vuelta se jugó en el Estadio Morumbi. São Paulo ganaba de buena forma 2 a 0 al término del primer tiempo, sin embargo los jugadores de Tigre decidieron no salir a jugar el segundo tiempo luego alegando de haber sufrido golpees por parte de la seguridad privada del equipo local. El árbitro les comunico a los jugadores de Tigre que el partido iba a ser suspendido (Como lo indica el reglamento de la Conmebol). Al regresar al campo de juego, el árbitro decidió dar el partido por finalizado, designando a São Paulo como campeón de la Copa Sudamericana.

 

2013

Copa Bridgestone Libertadores de América 2013

 El debut del Club Atlético Tigre en la Copa Libertadores de América fue el 22 de enero del 2013 en el estadio Estadio José Dellagiovanna, contra Deportivo Anzoátegui de Venezuela, por el partido de ida del repechaje clasificatorio al Grupo 2. Este encuentro lo ganó el Matador por 2-1, con goles de Gabriel Peñalba y Leandro Leguizamón, mientras que Rolando Escobar había adelantado al conjunto venezolano. El partido de vuelta se jugo en Puerto La Cruz, en la República de Venezuela, Tigre goleó por 3-0. Los goles fueron convertidos por Rubén Botta, Federico Santander y Ezequiel Maggiolo.

 De esta forma el equipo de Victoria accedió a la fase del Grupo 2 que integraban Libertad de Paraguay (0-2 y 5-3), Sporting Cristal de Perú (0-2 y 3-1), y Palmeiras de Brasil (1-0 y 0-2). Tras arrancar con dos derrotas seguidas, el triunfo agónico contra el conjunto brasileño (3ra fecha), lo dejó con vida al Matador y el 18 de abril de 2013, accedió a los octavos de final por primera vez en su historia, al derrotar por 5 a 3 a Libertad en Asunción. Finalizó segundo en la zona con 3 victorias y 3 derrotas (9 GF y 10 GC). Sólo lo superó Palmeiras por diferencia de gol, ya que culminaron con la misma cantidad de puntos (9). Completaron la tabla, Libertad y Sporting Cristal con 8 pts.

 En la siguiente instancia, lo esperaba Olimpia de Paraguay. El partido de ida se jugó en Victoria, el 30 de abril, y en éste Tigre se impuso por 2-1 con goles de Gabriel Peñalba y Pérez García, mientras que Herminio Miranda descontó para Olimpia. El 16 de mayo, se jugó el partido de vuelta en Asunción y Tigre, con un empate, se aseguraba la clasificación. El conjunto dirigido por Néstor Gorosito aguantó la primera parte, pero ya en el complemento, Olimpia se lo llevó puesto y con goles de Freddy Bareiro y Norberto Paparatto en contra, avanzó a los cuartos de final. El conjunto paraguayo logró llegar hasta la final donde cayó derrotado por penales frente Atlético Mineiro.