Otra dura derrota en una temporada para el olvido


El Matador jugó un aceptable primer tiempo pero pagó caro su falta de contundencia y endeblez defensiva. En el complemento no hizo nada bien y dejó la imgan lamentable de toda la temporada. Derrota que duele y deja un manto de sensación de necesitar una renovación muy importante.

El campeonato que viene ya empezo y ésta era la primera final de todas. Esa fue la sensación que quedó de las últimas declaraciones del entrenador. Pero del dicho al hecho, quedó demostrado que todo sigue igual y que de final no tenía nada porque el Matador no lo jugó de forma tal.

En el primer tiempo Tigre jugó un poco más y estuvo en partido. Las llegadas de Masilla y los mano a mano que tapó Marcos Díaz al Chino Luna y Lucas Menossi; dieron la sensación que Tigre podía. Sin embargo, otra vez el poco peso en la definición y la tibieza defensiva, sumado al buen momento del rival; terminaron por redondear otra derrota que promete dejar huellas y poner por primera vez en duda, no la continuidad del entrenador, pero si, si está a la altura de lo que necesita el Matador en estos momentos de crisis de resultados. Eso si, algo queda claro; y sin entrar en nombres personales, este plantel no esta en condiciones de formar el equipo, que tenga una remontada histórica para dejar a Tigre en primera la próxima temporada.

La gente mostró signos de fastidio pero no lo suficiente para una reprobación total; sin embargo en estos tres partidos estos jugadores y el propio DT se juegan mucho… y muchos de ellos su continuidad, porque estan los que sabemos que no pueden seguir, pero estan lo que tienen handicap pero que ultimamente no son lo que fueron y el Matador va a necesitar “presente” y no vivir del recuerdo de lo que fueron.

Sergio Daniel Pavón


[post-carousel id=”58″]

A %d blogueros les gusta esto: