Tigre sigue dejando escapar puntos


El Matador volvió a la general de la temporada. Dejó escapar puntos de local en un flojo partido, ante un rival que no es, el que supo ser. Los de Ledesma no tuvieron juego, nadie dio la cara por el equipo y estuvo más cerca de perderlo que de ganarlo, aunque el empate en terminos generales estuvo bien ya que si Janson estaba fino en la única que tuvo, hubiese si todo distinto.

No le encuentra la vuelta. Ledesma termina cada partido con las mismas declaraciones que no se cumplen. Tenemos que hacernos fuerte de local, sumar de a tres y jugar cada partido como una final. Nada de eso se cumple y como para colmo de exasperación, declara abiertamente estar conforme con el rendimiento. Así es díficil ver la salida.

Luego de los cinco goles en Bahía, se presumía que el equipo ganaría en confianza y juego pero claro no todos son Olimpo descendido. Tigre volvió a jugar mal y no pudo superar a un Lanús en baja. El granate hace una década que no tiene una mala temporada como esta, aunque claro durante mucho tiempo estuvo atento al subcampeonato de la Libertadores.

El partido fue parejo, en el que se repartían todo. Juego, errores e ilusiones de tomar el mando del partido se cambiaba de mano pero ningulo la agarraba definitivamente. De todas formas las mejores la tuvo la visita con Vides y el tiro libre en el travesaño de Pasquini.

En el complemento todo pareció asemejarse al primero, pero con el desgaste físico y el miedo a perder como atenuante para arriesgar poco y ver que pasa. Al igual que en la etapa inicial la mas clara fue de la visita. Error de Paco Rodriguez, excelente intervención de Charini y la posterior de Canuto salvando en la linea y el palo. Tigre tuvo las suyas con el mano a mano de un lento Janson y algun que otro cabezazo de Luna o González.

Flojo partido con actuaciones que no superan la media de todo el año y otra vez el karma de dejar puntos de local.


[post-carousel id=”58″]

A %d blogueros les gusta esto: