Otra amarga decepción

Otra amarga decepción

Tigre volvió a jugar mal y se empeña en mostrar en cada partido una peor faceta, decepcionado a todos, al punto de referirse a un posible ascenso, como un milagro. Perdió sin atenuantes ante Riestra 2 a 1, a pesar de arrancar el partido en ventaja con el gol de Pablo Magnín.

El encuentro no era decisivo, no definía nada, más allá de la lotería de los cruces para la próxima instancia. Era importante para recuperar confianza e ir encontrando el equipo que pueda llevar a Tigre a Primera. Arrancó bien, pero terminó de confirmar todas las dudas que fue cosechando en las seis fechas anteriores.

Blengio nunca encontró el equipo ni el sistema que le permita ser un equipo “candidato” y los jugadores jamás estuvieron a la altura de lo que se pretende de cualquier jugador que vista nuestra camiseta. La apatía fue tan grande en líneas generales, que hasta se expone a la consideración mayoritaria que forman un equipo sin alma ni entrega anímica, algo que tiene que ser inherente a un profesional de este nivel. Cóctel explosivo y mortal para las aspiraciones de cualquier equipo.

El panorama es malo y duele pensarlo. Nadie cree que se esté en condiciones de ascender. Nadie, salvo aquellos extremistas fanáticos del apoyo incondicional, enmarcados en el lema… “en las buenas y en las malas mucho más”. El único argumento aceptable sería que “esto es fútbol y todo puede pasar” y que tampoco hay rivales con la categoría suficiente como para no tener chances.

Otro mal partido y Tigre deberá esperar una temporada más para ascender.

Dicen que soñar nada cuesta y que, de milagros, hay una bibliografía completa.

Mientras tanto… la semana será amarga hasta que un nuevo partido comience y todos estemos alentado por los colores que marcan nuestro estado de ánimo semanal.

 

Redacción TigreVisión

Redacción del portal de noticias de MultiMedio TigreVisión. Columnas en Tigrenses por FM OPEN 99.3 los jueves a las 20 Transmisión de los partidos de Tigre por Radio Panon - www.radiopanon.com.ar