Dolorosa y preocupante derrota

Dolorosa y preocupante derrota

Tigre arrancó con el pie izquierdo el año. Cayó sin atenuantes, respuestas ni reacción. Mereció ser goleado, pero gracias al penalito convertido por Larrondo, fue sólo 2 a 1. No hay que bajar los brazos, aunque, con actuaciones como las de hoy, el panorama es oscuro y desalentador, porque así, ascender está muy lejos.

Como en todo reinicio de torneo, luego de las vacaciones, uno viene con las esperanzas renovadas. Sobre todo, porque el primer semestre no fue lo espera. A Tigre le costó mucho y quedo muy lejos del puntero de la zona. Sin embargo, en las últimas fechas se fue acercando, al menos a la zona de reducido, donde terminó.

El problema es que, como primera impresión del 2020, el pueblo Matador está decepcionado y preocupado. Más allá de la cultura del aguante, esa del “en las malas te quiero más”, todos nos damos cuenta que de esta forma, es casi imposible ascender.

Hoy el Matador jugó muy mal, fue superado ampliamente y sin que su rival haga un gran partido. Eso quiere decir que los de Gorosito fue pura impotencia durante todo el partido. Lo comenzó perdiendo desde el vestuario y estuvo a poco de ser liquidado muy rápido si Pavone, concretaba un rebote a poco de la apertura.

Tigre no solo fue impotencia porque no podía concretar lo que quería ejecutar; fue exasperante por los enormes regalos, virtud de los errores infantiles con la pelota.

Acá se vuelve a necesitar una fuerte autocritica interna. Charlas fuertes que, o terminan por romper el vestuario o pueden acomodar las ideas para enderezar el rumbo. Lo que si no se puede mostrar, es esa impotencia que se vio en la cancha, en la cual, al segundo gol del local, Tigre se entregó sin dar batalla, ni física, ni emocional y muchos menos futbolística.

Falta mucho, pero quedó una fecha menos para ilusionarlos.

Vamos Matador!!!, tu gente te aguanta, ahora reaccioná vos!!!

 

 

Redacción TigreVisión

A %d blogueros les gusta esto: