Dura derrota en Santiago

Dura derrota en Santiago

El Matador la pasó mal ante Mitre. Sufrió un duro golpe, en un partido con atenuantes arbitrales, pero fundamentalmente por sus horrores defensivos y la poca lucidez para superar dicha adversidad. Fue 4 a 2 con goles de Francisco González Metilli y Tomás Fernández.

El simple dato del haber recibido en 90 minutos, la misma cantidad de goles que en todo el torneo, pinta a las claras que fue una jornada negra.

El inicio del partido fue determinante. A los pocos minutos, Tigre pagó caros, dos horrores defensivos imperdonables, que terminaron en gol. En el primero Prediger rechaza para adentro en el área y un remate sin potencia, vence a un arquero que se mostró inseguro en todo el partido. No repuesto de esto, Oliver intenta salir comprometiendo la pelota y termina por meter una mano instintiva, que si bien fue fuera del área, el árbitro le dio la posibilidad al local, de encontrar un diferencia importante a los del Indio Ortíz. Rápido de reflejo, el técnico muestra a las claras que se equivocó en el planteó inicial y mete una variante en el primer tiempo y allí el equipo se acomodó mejor.

Tigre no jugó bien, pero nunca fue superado en el trámite, todo lo contrario. Tampoco tuvo la capacidad de transformar la posesión de la pelota en situaciones de gol. No pudo desbordar ni abastecer a Pablo Magnín. De hecho, el descuento llegó por un remate desde afuera de Francisco González Metilli. Ahí llegó lo mejor de Tigre, que abrió la esperanza de la recuperación.

Lamentablemente en el complemento todo se desvaneció muy rápido. Otra distracción defensiva, otro error arbitral y otra vez una diferencia importante. Los ingresos de Blondel y Flores le dieron un poco de esperanza, pero ya era tarde. Llegó el cuarto de Mitre y un descuento muy tardío de Fernández, como para buscar el milagro.

Tigre no fue un desastre, aunque no jugó bien, no ligó fallos arbitrales, pero tuvo errores de esos que no son compatibles con un equipo con aspiraciones de ascenso. Un mal paso del equipo de Diego Martínez, en otro partido lejos de su mejor versión.

Evidentemente la curva de rendimiento es descendente y en picada. Estará en el trabajo semanal que este, el de Santiago del Estero, sea el punto más bajo del punto de inflexión para volver a ser el que todos queremos.

Se viene Atlanta, el partido ideal para lograr reconciliarse con la gente, que venía muy entusiasmada y ahora lo ahoga la preocupación.

Redacción TigreVisión

Redacción del portal de noticias de MultiMedio TigreVisión. Columnas en Tigrenses por FM OPEN 99.3 los jueves a las 20 Transmisión de los partidos de Tigre por Radio Panon - www.radiopanon.com.ar y FM EL TALAR 104.5